Política

Acuerdo en el Congreso para premiar con un bono al que haga turismo

El Senado aprobó una ley por unanimidad que otorga beneficios impositivos a las empresas del sector. Y un crédito a los turistas de hasta el 50% de sus consumos para gastar en otro viaje.

El Senado aprobó un proyecto de promoción al turismo con un acuerdo de todos los bloques legislativos, que sin siquiera pasar por un debate en comisión, se anticiparon al que no logran alcanzar los diputados hace dos meses.

El de la oposición, que contempla beneficios impositivos a las empresas del sector; y el del Gobierno, que apuesta a incentivar el consumo turístico con un bono por el 50% de los gastos de los viajes para gastarlos en otras salidas de 2021.  Además, se establece un bono fiscal vacacional para las familias cuyos ingresos mensuales no superen el equivalente a 4 salarios mínimos, por única vez, para el uso dentro del país

La ley creas una emergencia del 180 días el vencimiento del pago de los impuestos existentes o a crearse que graven el patrimonio, los capitales o las ganancias de las actividades turísticas. Habrá una reducción del 95% pago de las contribuciones patronales y el pago asegurado del 50% del salarios del rubro que no podrá ser menor o superar dos salarios mínimos.

Se instruye al Banco Central a disponer líneas de crédito para los sujetos que realizan las actividades comprendidas en esta ley y para municipios y comunas de zonas cuya actividad principal sea el turismo. Y se crea un programa de promoción para adultos mayores y  otro para viajes estudiantiles.

“Esta es una propuesta que tiene y quiere dar beneficios al sector, y tiene en cuenta a los empresarios, trabajadores y, también, a los consumidores. El punto más laborioso fue el capítulo referido al derecho de los consumidores ante las cancelaciones”, anunció la santacruceña Ana María Ianni, del Frente de Todos, una de las promotoras del acuerdo.

 

blank

“Lo dividimos en dos partes: la que tiene que ver con contrataciones directas y la de contrataciones por intermediarios. En los dos casos, buscamos fomentar la reprogramación de los servicios, la entrega de voucher para ser utilizado hasta doce meses después, y, también, el reintegro de los servicios que pueda llegar a pactarse entre las partes”, agregó.

“Creemos que la Argentina tiene que tener una mirada estratégica respecto del turismo, que sea federal pero también sea inclusivo, y que el derecho ciudadano de poder viajar, conocer y disfrutar, sea un derecho al que puedan acceder también las mayorías”, sostuvo Anabel Fernández Sagasti.

“Eso lo vamos a lograr con un proyecto de desarrollo económico como, el que podemos empezar a encarar desde que hemos podido renegociar nuestra deuda. No se trata, entonces, de volver a un estadio pre-pandemia. Nosotros tenemos un desafío más importante: reconstruir una política de Estado que incluya a todos y a todas”.

“Conceptualmente, para recuperar hay que sostener. Es imposible hablar de recuperar una actividad si no la sostenemos, si no logramos que logre superar este tiempo de parálisis total. Esa es la diferencia de este sector con otros, la parálisis es total”, sostuvo Maurice Closs, de Misiones.

“Llegamos a un único texto por consenso. Cuando nos convoca una causa común nos podemos unir y ser capaces de compatibilizar todas nuestras ideas. Hemos depuesto los personalismos para enfocarnos en el objetivo, la defensa de la industria del turismo”, celebró la jujeña Silvia Giacoppo, de la UCR.

Los comentarios están cerrados.