Portada

Montenegro, mirá, mirá, mirá …, sácale un foto !!! La cara de la emergencia y del ajuste

 

No será contabilidad creativa, un presupuesto tensionado, o un estilo de gestión, será la cara del ajuste, en una de las expresiones más duras de las que se hayan conocido. El mayor problema es haber llegado hasta acá sin blanquear la situación. Sarasa, sarasa, sarasa y humo, humo y humo.

Es la versión K de un exponente del PRO. Desapego, desatención, mala praxis o simplemente equivocada lectura política. La cuestión de fondo, es que la actual administración finalmente hará realidad la tan mentada municipalidad inviable. Durante años la tendencia se iba pronunciando y como era previsible iba a estallar, hasta que llegó él.

La instalación falaz de que la prórroga en el tratamiento del presupuesto 2022, sólo es la punta del iceberg, no es ni la verdad a medias. Se está comenzado a correr la cortina, de una municipalidad que va tener que transitar conviviendo con el límite mismo del funcionamiento.

No es una sensación, sino que se trata de la aplicación de una máxima de la economía, se puede hacer de todo excepto no pagar las consecuencias. Montenegro fijó la política del jubileo. No manejó su propia agenda y el dilema será cómo elegirá atravesar los dos últimos años de su actual gestión.

Estar parado del lado de la grieta, que el 14/11 se va devorar el monstruo que tiene enfrente, es anecdótico, o en su caso, una salida quinielera. ¿En qué consiste el manejo virtual de una situación crítica?. Sólo estirar lo que ya excede un diagnóstico, de cualquier avanzado estudiante en las ciencias vinculadas a las matemáticas, contables y/o económicas.

Es un virtual estado de quiebra o haber llegado al mismo, sólo con consideraciones que tienen que ver con la cesación de pagos. Es decir, caer en el descubierto bancario de acuerdo a los humores de “Kici” en La Plata, para pagar los sueldos.

Es el estado de emergencia general de la municipalidad, al cual más temprano que tarde deberá apelar la actual política municipal. ¿Quién lo va a acompañar al intendente? ¿El oportunismo de Acción Marplatense? ¿La mudez de las edilas de Lilita? ¿Un abigarrado bloque radical, que como se presume, será de voto excluyente? ¿O el apoyo desde el twitter del presidente del PRO o coordinador, ésta ya es una duda real sobre su existencia?  ¿O tal vez se deberá implorar, el restañar heridas incurables de concejales alejados de Vamos Juntos, como de Crear y Partido FE? Es terminal y no ómnibus.

Montenegro es dueño de su propio destino, en este marasmo casi diabólico en el que se ha metido. Sus compañeros de andanzas los eligió él mismo. La imagen y conducta de superado, la pontificación de sus propios actos, que parten desde su tono de voz portentoso, deberá pasar de agudo a grave. Ese será el volumen adecuado.

No es casual que haya una recurrente emergencia. Adoptar el estado de emergencia es una situación extrema, sumamente delicada, desaconsejable. Hacia ahí lo empujaron ¿o se empujó? ¿O se arregló? Da el margen a la discrecionalidad en la fijación de pautas de controles laxos, que habilitan a negociados no compatibles con una administración sana y eficiente. Ni sana ni eficiente, que quede claro en el caso de Montenegro.

El Frente de Todos no ha estado a la altura de las circunstancias y la explicación es muy sencilla. No han sabido ni alejarse ni despegarse de CFK, de AF, de Axel o Máximo, todos quedarán deglutidos preguntándose por qué en 2 años sólo en Mar del Plata perdieron 60.000 votos y tampoco se sabe por qué los ganó Montenegro, siendo un claro exponente del vamos viendo. Tampoco es una enigma y tiene sus explicaciones puntuales. La actitud y la ineptitud, son dos de los factores.

El acompañamiento mediático ha resultado cómplice desde los títulos. No van a aparecer bálsamos ni elixires mágicos. No se entendió a tiempo, que esto no es una cuestión de licorerías ni cervecerías ni de carpinterías de aluminio que agregan una vidriería.

Así es cómo anda proclamando un desconocido Muro (Fernando) candidato a primer concejal, con un discurso de campaña que pretende convertir a Chapadmalal en la José Ignacio marplatense. Es muy posible que pueda darse entonces un baño de realidad.

¿A ver, de qué sirve la emergencia en el transporte público de pasajeros, la emergencia en el tratamiento del predio de disposición final de residuos, la emergencia en seguridad? ¿Y la atención precaria en salud e inspección de Tránsito? Resulta complicado redactar en modo interrogante, pero no hay peor sordo que el que no quiere oír.

O de quién se cubre de las loas de las críticas fáciles, lisonjeras y banalidades, cuando en realidad se trata nada más que de abordar una correcta y prolija administración de la ciudad, que pisa el millón de habitantes y es la más importante del país, ubicada en el estado provincial bonaerense.

Llama la atención que nadie le advierta a Guillermo Tristán de qué se trata?,  ¿De cuál es el rumbo? Que no es sólo armar listas digitando gente propia o negociando lugares. Han transcurrido 2 años desde 2019. Obvio, que ya no puede apelar al “ha pero Arroyo” ya es tarde y tampoco recibió una MGP en llamas como el ex intendente lo hizo en 2015.

En diciembre 2019 se pagaron sueldos y aguinaldo como hace décadas no ocurría en General Pueyrredon. El doctor Carlos Arroyo lo tenía previsto, como también figura en el cierre del ejercicio económico de 2019, con la firma de los funcionarios de ley respectivos, con lo cual se anula cualquier intención de desvirtuar los hechos reales, no en el relato del diario de la calle Yrigoyen 1627, del cual son abonados a la desinformación.

Hubo una bajada de línea en 2015 que instaló a Guillermo Tristán candidato, como el hombre del PRO. El capricho de quien le ganó una elección a la gobernación a Aníbal Fernández en 2015. Luego perdió por escándalo con Axel Kicillof en 2019, en 2020 protagonizó la remake de La Fuga pero no con Steve Mc Queen como cabeza de elenco, sino con Quique (un gran y querido colega) de compañero.

No obstante Mariu, no ceja en tirarle dardos a MM y no en vano en CABA la debieron rodear con Ricardo López Murphy y Martín Tetaz, la curaron en salud, para neutralizar a Javier Milei. No era Heidi sino un espanto, que le plantó a Mar del Plata un SIM con la parábola de un personaje adulterado.

Montenegro no lo desconoce, sino estaríamos hablando en abstracto. Sino que es el émulo de Felipe Solá que dejó una sentencia de la que muchos abusan, “en política hay veces que lo mejor es hacerse el boludo”. Y los ejemplos cunden.

Jorge Elías Gómez

 

Un comentario

  1. Delincuentes de guantes blancos…la ciudad gobernada desde el 83 por radicales, del pro, cambiemos etc. es un desastre! sobran empleados por todos lados…basta acercarse a hacer un trámite la cantidad de gente al pedo que hay…y ni que hablar de los negociados habituales de estos delincuentes con todo (construcciones, habilitaciones y un sinfín de kioscos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*