Ciudad, Política

“Que Aldrey Iglesias se presente a elecciones”

También fue duro con el intendente Gustavo Pulti y lo calificó como un hombre dual: “es kirchnerista cuando va a buscar plata, pero no defiende ni al modelo oficial ni a la presidenta de todos los argentinos”. También apuntó a Daniel Scioli y lo identificó como un hombre de otro palo político.

Garciarena es un sobreviviente del armado político Transversal K, un militante radical que proviene del alfonsinismo, y ha permanecido dentro una de las versiones del oficialismo kirchnerista, que ha decidido su candidatura y apuesta a convertirse en el referente del espacio oficialista que vaya por la intendencia, con la boleta de CFK si se concreta su candidatura.

De acuerdo a sus expresiones, Garciarena es más que crítico cuando evalúa la gestión Pulti y lo acusa de ser un subordinado de Daniel Scioli y Florencio Aldrey Iglesias, no descartando irregularidades en licitaciones, que son un traje a medida para el empresario, que ejerce un poder dominante sobre la clase política de la ciudad.

El concejal y flamante candidato a intendente de la ciudad, Diego Garciarena, recibió  el apoyo de los trabajadores mercantiles marplatenses. Fue en una cena brindada en el local del Movimiento Mercantil Peronista, donde se ofreció una cena para más de 250 personas, y en donde los trabajadores del sector brindaron su apoyo a la candidatura del doctor Diego Garciarena.

“En política uno debe fijar objetivos claros”, dijo el experimentado político y aclaró: “El objetivo más claro que tenemos es que Cristina Fernández, vuelva a ser Presidenta de la República, en los próximos cuatro años. Todo lo demás es importante y vamos a profundizarlo, pero ése es el objetivo central que tenemos hoy en la actividad política”.

La interna de los trabajadores mercantiles, es una cuestión de modelos sostuvo “Hay paralelismos entre lo que es el modelo nacional y las discusiones que tuvieron que afrontar ustedes en el Sindicato de Empleados de Comercio, que debería ser el sindicato más grande de las ciudad, por la cantidad de trabajadores que tiene. El paralelismo tiene mucho que ver con los mismos motivos por los cuales estamos proponiendo esta pelea en la ciudad, una pelea que es difícil, pero que vamos a saber enfrentar. Esa discusión, que marcó un antes y un después en muchas cuestiones de la ciudad, fue la discusión por las grandes superficies comerciales, donde venía un aluvión de empresas multi nacionales, como Wal Mart y Carrefour, a tratar de copar el mercado local proponiendo, a través de ese discurso al que ya no tienen acostumbrados, generar nuevos puestos de trabajo en la ciudad”. El concejal entiende que “En realidad –prosiguió- es exactamente a la inversa. Cuando se genera un monopolio, porque lo que logran esas empresas a partir del dumping, de los bajos salarios, de la evasión de impuestos donde tienen una central en Buenos Aires y no tributan nada en la ciudad en donde se ubican porque tienen sus domicilios fiscales fuera de la ciudad, lo que terminan haciendo es comprar y adquirir los pequeños o grandes mercados locales, para terminar convirtiendo un monopolio u oligopolio de dos o tres empresas, que terminan precarizando el trabajo y en base a eso, pueden competir con precios buenos y precios acomodados. Es decir, el no pago de impuestos, junto con la precarización laboral, hoy lo que les produce es la fabulosa ganancia y riqueza que les permite ampliar su capital. Por eso la pelea no era menor, por eso tiene que ver con el modelo”.

Del mismo modo, Diego Garciarena aclaró: “Entonces, cuando nos dicen que el actual intendente se lleva bien con Scioli y con Cristina, mucho más con Scioli que con Cristina, seguramente, lo que tenemos que analizar son las cuestiones que tienen que ver no con las personas sino con las ideas”, y explicó: “Las ideas que impulsó el intendente en ese momento, no tenían nada que ver con lo que propone Cristina. Entonces llegamos a una conclusión: Lo que hace el intendente es ser kirchnerista en Buenos Aires, cuando va a pedir plata, y ser anti kirchnerista cuando gobierna en la ciudad. Verdaderamente, es un juego cómodo para hacer, hasta que a uno se le ocurre pelear contra eso. Por eso, muchos se ponen incómodos, porque acá la pelea que tenemos que dar es por el poder de Mar del Plata, no por el gobierno de la ciudad”.

En ese aspecto, Garciarena apuntó contra el dueño del Multimedio La Capital, diciendo:“Tenemos un jefe de la ciudad, un dueño de la ciudad, que nada tiene que ver con la política, que es el señor Florencio Aldrey Iglesias, que se la pasa dándole órdenes al sector político y acomodando las licitaciones a su antojo, quedándose con todos los lugares estratégicos de la ciudad y pretendiendo generar un peaje para que aquellos que quieren invertir en la ciudad, primero tengan que pasar por el Hotel Hermitage o por el Hotel Provincial, entonces recién después el Intendente les va a decir si pueden hacer la inversión”. Y en ese aspecto, el edil sentó posición: “No queremos que la ciudad funcione así, nosotros creemos que el jefe político de la ciudad tiene que ser el intendente. Por eso, la primera definición que hacemos, y lo decimos siempre, es que lo primero que tiene que hacer el que asuma la intendencia en Diciembre del 2011, es que la intendencia vuelva a estar en Luro e Hipólito Yrigoyen y deje de estar en algunos hoteles de la ciudad de Mar del Plata”.

“La segunda cuestión central que tenemos que hacer –continuó-, si acompañamos el Proyecto Nacional, es que los enormes recursos del Gobierno Nacional que vienen a Mar del Plata se gasten correctamente. Para que se den una idea, el presupuesto de la ciudad es de 1.400 millones de pesos, de los cuales sólo la ciudad genera 600 millones. 800 millones de pesos vienen del Gobierno Nacional. Si decimos que acompañamos y apoyamos este Modelo y este Gobierno Nacional, no puede ser que esos 800 millones de pesos se gasten todos en la misma zona de la ciudad. Pareciera que para algunos la ciudad es la costa, el centro y microcentro, y pareciera que gastar bien en la ciudad es asfaltar diez veces la Avenida Independencia. Seguramente eso se ve, pero mientras tanto, del otro lado de Independencia, hay muchísimos barrios que no tienen asfalto ni granza, no tienen cloacas, la gente no puede salir a trabajar porque se entierra con el barro hasta la rodilla y llega en condiciones deplorables a sus lugares de trabajo, las líneas de transporte público de pasajeros confluyen todas en el centro, y mucha gente tiene que caminar doce o diez cuadras para tomar el colectivo, con suerte, a veces más. Entonces, nos parece que otra de las cuestiones fundamentales es que los recursos que tiene la ciudad, se inviertan en los barrios de la ciudad. Tenemos que hacer un orden de prioridades claras, porque yo no puedo asfaltar una calle cuando no tiene servicios, porque cuando la lleve los servicios voy a tener que romper la calle que hice”.

En referencia a la relación de Mar del Plata con la Nación, Garciarena expresó: “Tenemos que definir una política clara que tenga que ver con un lineamiento fuerte con el Gobierno Nacional. No puede ser que nos pasemos criticando a Magnetto, y nos banquemos un Magnetto en nuestra ciudad. Es poco creíble como discurso y como práctica política”.

Prosiguiendo con su discurso, Garciarena especificó: “El tercer objetivo que vamos a impulsar tiene que ver con el desarrollo de una cuestión que enriquece a cualquier sociedad, que es la cultura. Esta ciudad esta llena de gente talentosa, de escritores, pintores, músicos, de gente que hace arte de verdad, y no tiene espacio para hacerlo, y no recibe apoyo del Estado. La cultura no es solamente una cuestión enriquecedora para la sociedad desde el punto de vista espiritual, en las grandes ciudades del mundo la cultura es una gran negocio, es una gran atracción para el turismo de la ciudad”.

Asimismo, hizo referencia a lo sucedido en el predio de la Ex Terminal de Ómnibus, y dijo: “Lo que pasó en el 2010 en Mar del Plata fue vergonzoso. Hubo una discusión muy fuerte sobre qué se iba a hacer en la Ex Terminal de Ómnibus, donde se presentaron dos proyectos, uno por supuesto encabezado por el dueño de la ciudad, y otro encabezado por el Arquitecto César Pelli, que está considerado como uno de los cinco mejores arquitectos del mundo y es argentino, es tucumano. Entre otras cosas, Pelli hoy está haciendo el edificio más grande del mundo, en donde estaban las Torres Gemelas, hizo el Museo de Arte Moderno de Nueva York, hizo las Torres Petronas en Kuala Lumpur, y de Mar del Plata lo echamos. Y no lo echamos para hacer algo mejor, lo echamos para que hoy la Ex Terminal sea un depósito de autos secuestrados en controles de tránsito. La verdad que son cuestiones que nos ponen claramente en frente de esas decisiones”.

“Queremos una ciudad que incluya y contenga a los marplatenses y batanenses. Queremos que Batán deje de ser el “Patito feo” del Partido de General. Pueyrredón, porque no se siente desde el gobierno que Batán sea parte de nuestro partido, y es una ciudad importante. Batán genera el 70% de la producción frutihortícola del partido, y se lo tiene olvidado. Y estas situaciones se repiten en distintos barrios. Está presente el Presidente de la Sociedad de Fomento del Barrio Coronel Dorrego, un barrio en el noroeste de la ciudad, con muchos problemas de infraestructura y de pobreza, y nada se hace para incluir a esos sectores cuando hay recursos, pero que se gastan mal, están mal orientados”, dijo el Concejal.

Sobre el final de su discurso, el edil marplatense afirmó: “Estamos frente a un desafío muy interesante, nos faltan diez meses, y vamos a seguir adelante. Hay muchos en el camino que nos tiran piedras, ya estamos viendo que el diario La Capital no nos trata bien, y esa es parte de nuestra victoria, lo que queremos es que ese diario no nos trate bien, porque en la medida que nos trate mal es que estamos haciendo las cosas correctamente, estamos dando la pelea que tenemos que dar. Yo me voy a equivocar el día que salga en la tapa del diario La Capital, porque pondría en sospecha todo lo que estoy diciendo. Entonces, cuando lean el diario La Capital y vean que nos critica, que dice cuestiones que nada tiene que ver con la política, forma parte de una política nuestra, y estamos orgullosos de que eso sea así porque es el camino que elegimos”.

En relación al trabajo de los mercantiles, se dirigió a la multitud: “Siempre, y esto está referido también a la organización sindical que ustedes pretenden armar, a la larga o a la corta, se gana. Se gana cuando uno está convencido de las ideas que lleva, cuando uno está convencido del camino elegido y cuando uno elige bien los enemigos, porque no hay que considerar a todo el mundo enemigo. Hay mucha gente que nos insulta, que no está de acuerdo con nosotros, pero no considero que sean nuestros enemigos, porque a veces hay rencillas internas, rencillas que tienen que ver con funcionamientos políticos o con intereses mezquinos, pero yo no los considero mis enemigos. Elegir a los enemigos también es una posición política, hay que tener claro quiénes son”.

Continuando con su mensaje a los trabajadores allí presentes, aclaró: “Ustedes están dando una pelea que mucho tiene que ver con la pelea que vamos a dar, es más, la vemos como espejo de la pelea que vamos a dar. Tenemos un camino común y un camino paralelo que también va a ser común, porque desde donde cada uno pueda, ustedes nos van a ayudar a ganar la ciudad, y nosotros los vamos a ayudar a ganar el Sindicato. Porque la pelea es la misma y es contra los mismos. Es contra aquellos que se olvidan que la época de ellos se acabó, que se olvidan que hay una generación nueva y gente muy valiosa, pero cuando hablo de generaciones no hablo de edades, porque cuando se habla de la vieja política no hablamos de una cuestión de edades. Conozco tipos bastante grandes, de mucha edad, que tienen ideas mucho más jóvenes que muchos de los mercenarios que ocupan cargos en la política, de acá y del país”.

Finalmente, el Dr. Diego Garciarena cerró su discurso diciendo: “Estamos frente a un desafío concreto, importante, que va a requerir niveles de militancia y participación fuerte, donde se necesita construir una alianza en serio con la gente, porque la única manera de ganar es con la gente, la única manera de revertir la ecuación del poder en la ciudad es con la gente. Y a eso los estamos convocando, a que juntos construyamos un proyecto de ciudad, y que juntos caminemos un proyecto de ciudad. Hoy me toca coyunturalmente encabezarlo y tengo la posibilidad de poder convocarlos, pero lo importante es el proyecto, no las personas, y ojalá desde acá podamos construir cuestiones que tengan que ver con el mediano y largo plazo en la ciudad. Los invitamos a pelear por una ciudad más justa, más equitativa, una ciudad que contenga, que ponga en su lugar a los tipos que se creen los dueños de la ciudad. Y si Aldrey Iglesias quiere ser intendente, lo esperamos en Octubre, que se presente a elecciones, y vamos a ver qué dicen los marplatenses y batanenses, si quieren que gobierne él o quieren que gobernemos nosotros”.

La palabra de los mercantiles

Braian Cardoso, referente del Movimiento Mercantil Peronista de la Agrupación Delegados en Lucha, junto a otros seis compañeros confirmó el apoyo a Garciarena y explicó que la idea de realizar la cena “surgió de la necesidad de los mercantiles de participar en esto que es la política, y seguir en el camino que nos ha conducido hasta el día de hoy”. Asimismo, explicó: “Venimos desde el año 2003 apoyando al modelo nacional y popular, y entendemos que en la ciudad es necesario que los mercantiles participemos, ya que la conducción del gremio está claro que representa otros intereses que no son los de los trabajadores. Nosotros seguimos junto al modelo nacional y popular, que profundizará la compañera Cristina y que en la ciudad será llevado adelante por el compañero Diego Garciarena”.

Respecto a la candidatura de Diego Garciarena, los miembros de dicho Movimiento aseguraron:“Apoyamos a Garciarena porque necesitamos un cambio en Mar del Plata, y Diego será sin ninguna duda ese cambio en nuestra ciudad. Aquí estamos los trabajadores Mercantiles y Repositores apoyando a Garciarena, porque buscamos un cambio y creemos que el cambio está en Garciarena”.

Por último, apuntaron contra quienes consideran que no han representado a los trabajadores y afirmaron: “Hemos visto que muchos compañeros que han militado en diferentes áreas del peronismo no han defendido los intereses de los trabajadores, y siguen apoyando a los grandes monopolios, y siguen apoyando a Aldrey Iglesias. Nosotros entendemos que la Municipalidad tiene que ser gobernada por un Intendente que no tenga oficinas en algún hotel de la ciudad. Además, Garciarena fue el único compañero que cuando realmente estuvimos en crisis, nos ha apoyado más allá de las presiones que ha tenido y nosotros tenemos memoria, y cuando los trabajadores tienen memoria, suelen hacerse eco de eso, y por eso apoyamos al compañero Garciarena, y no podemos dejar de estar a su lado”.

Un comentario

  1. Este tipo es pura chachara. Y si saca mas del 5 % de los votos seria un milagro!!!! TODOS LOS POLITICOS VAN PAL LADO QUE MAS LE CONVIENEN, O EL NO LO HARIA SI FUERA INTENDENTE. Las cosas que consiguio Pulti, no las hubiera logrado sin la ayuda de Bs. As. o de la Nación. Y no sea cosa que la Cristina le suba el pulgar a Gustavo y no a Diego “Kirchnerista” Garciarena.