Ciudad

“La mayoría de los socialistas no queremos estar atados al kirchnerismo”

Tras las informaciones surgidas sobre la reasunción del diputado Jorge Rivas en la conducción del Partido Socialista de la provincia de Buenos Aires, autoridades de esa fuerza señalaron que esta es “una maniobra que busca confundir a los afiliados y hacerle más daño al partido”.

Al respecto el diputado provincial Carlos Nivio manifestó que “el Partido Socialista bonaerense ya se encuentra normalizado al cumplir con los plazos establecidos por la intervención, lo que implicó el proceso electoral interno que culminó el pasado 20 de septiembre y con la asunción de las nuevas autoridades tanto en el nivel provincial como en cada uno de los distritos el 25 del mismo mes”.

Se recuerda que esta fuerza fue intervenida por un congreso nacional partidario el 28 de septiembre de 2008 en Santa Rosa, la Pampa. Esta medida se tomó luego de que las autoridades no acataran en ese momento las resoluciones partidarias de no concurrir a elecciones junto al Frente Para La Victoria.

Por lo tanto, para Nivio la supuesta reasunción de Rivas “es una maniobra que no busca otra cosa que confundir a los afiliados socialistas y a la opinión pública y, en definitiva, a hacerle un daño más al socialismo”. Y acusó a “este sector del socialismo” de no entender lo que quiere la mayoría.

“La mayoría de los socialistas bonaerenses no queremos un partido atado al kirchnerismo, sino uno independiente encolumnado en el proyecto nacional que encarnan el gobernador de Santa Fe Hermes Binner y el senador Rubén Giustiniani”.

En el mismo sentido se manifestó el nuevo secretario adjunto del PS bonaerense, diputado nacional Ricardo Cuccovillo, quien remarcó que “de acuerdo a lo resuelto por la Cámara Electoral provincial, el proceso electoral siguió adelante, pero al no presentarse el sector de Ariel Basteiro, al cierre de la presentación de listas quedó afuera de la nueva conducción”.

Los comentarios están cerrados.