Ciudad, Política

Visto, oído y comentado en el H.C.Delirante

Y ponga huevo que ganamos. “El Pichón de Pulti” se agrandó y se mide con Marcelo que es Artime. “Santiaguito” dice que a él no le paraban el Concejo 16 empleados y que el presidente del Concejo no supo manejar el conflicto y además no “tuvo lo que hay que tener”, por extensión también el destinatario fue Diego Monti.

Toda una relevación. “El Changuito” (como se lo bautizó cuando empezó a militar) demostró que en su estatura administrativa, es un hombre de acción capaz de actuar operativamente, cuando las papas queman. Sostuvo que con los empleados de los bloque de Acción Marplatense hubiera habido sesión en el Concejo Deliberante, y no se hubiera complicado la gestión de gobierno.

Sólo la punta del iceberg. De lo que se vive en el bloque oficialista. Es que a la hora de las diferenciaciones, en un año de renovación, con las desprolijidades del Departamento Ejecutivo y las competencias internas volvió el aire irrespirable. Algunos ya se sienten comprometidos con el rumbo del gobierno, y ya no alcanza con las arengas de Pulti, saben que muchas cosas no andan bien y se tienen que enterar por los medios o por miembros de la oposición. Lo cual siempre es una mala noticia.

La indigestión de la cumbre. Que los Reyes de España hayan ofrecido la recepción oficial de su país en el Costa Galana, fue un golpe muy duro para Florencio Aldrey Iglesias, quien respondió con foto de 6 columnas por 20 centímetros en la tapa de La Capital. “El diario es mío y el que salgo en la foto con los reyes soy yo” dijo el empresario, híper beneficiado económicamente con la cumbre de mandatarios.

Así perdió Don Florencio. Quienes todos lo saben y cuentan, dicen que la hija de un importante grupo económico, recientemente relegado como iniciador privado, tiene lazos directo con la corona de España, y su intervención fue decisiva para que los Reyes convoquen al protocolo del agasajo el hotel Costa Galana. Lo que no pudo con Pulti, lo pudo con los soberanos españoles, es para pensarlo y analizarlo detenidamente.

Del dicho al hecho hay mucho trecho“Nosotros en Acción Marplatense lo teníamos como chofer, pero de ahí que sea director de Tránsito, hay una diferencia sideral” dijo Gustavo Pulti cuando era concejal. La alusión era directa para Angel Fernández quien cobraba con un cargo público, un favor político que contribuyó a que Daniel Katz armara El Frente en 2003. Pero sorpresas te da la vida.

Tránsito en patines. Sin otra condición notable que ser campeona mundial sobre patines, Claudia Rodríguez se incorporó a Acción Marplatense, lo que mereció integrar su lista de concejales y ocupar una banca durante varios años. Pero el destino político la convertirá en integrante del Departamento Ejecutivo. ¿En el EMDER?, no equivocado en la Dirección de Tránsito. La patinadora no integra ni en la comisión de Transporte.

Una voz desconocida. No ha sido brillante su participación en el Concejo, no se le conocen demasiados proyectos, como tampoco discursos para recordar, pero sin embargo el intendente municipal le hizo la oferta de dirigir el área más conflictiva de la Municipalidad. Todo un desafío para el mismo, para ella, para la población marplatense y para millones de turistas.

Es una silla eléctrica. Es un desfile de fracasos, pero da la sensación que se ha tocado fondo, como en casi todas las áreas que dependen de la Secretaría de Gobierno. Es evidente que los reemplazos no son fáciles en ese lugar, tras el Arteaga I y II, vino Mansilla que pasó desapercibido y ahora la patinadora. Las caras y gestos de asombro no tienen fin. ¿Pero qué pasa, alguien se volvió loco?, se preguntan en el mismo gobierno y en el bloque de Acción Marplatense. Muchos lo interpretan como un castigo, y no como un ascenso/premio. Sin estructura, sin presupuesto, vaciada en equipamiento, con personal difícil de manejar, que no presta colaboración, da la impresión que Pulti a Claudia la mandó a Siberia y desnuda.

¿Hubo una real elección bancaria? Todo un proceso cargado de irregularidades, pero que a la vez se prolongan innecesariamente en la vía pública con la pegatina de carteles, que confirman las anormalidades. El día previo a la elección de la Asociación Bancaria, se pudieron ver afiches, que invitaban a los afiliados votar y participar, para crear la Nueva Bancaria. Los afiches nadie los firmaba, obvio, que eran pegados por la lista única. Pero no figuraban nombre y apellidos, como si hubiera algo vergonzante en ellos. Es como que había un ocultamiento.

Un día después la prueba. Menos de 800 votantes (activos y pasivos) emitieron su voto, hay que tener en cuenta que “estaban 50 cargos en juego”, con lo cual el nivel de adhesión es prácticamente inexistente. Pero la sorpresa sobrevendría un día después, con más cartelería publica, en las cuales se expresaba Gracias Compañeros Bancarios y la lista de los nuevos “elegidos” encabezados por José Lupiano, secretario de Finanzas de Juan José Zanola y generoso aportante a la campaña del intendente Pulti. Así los integrantes de la Agrupación El General (por Perón) se autodenominan la pata peronista de Acción Marplatense. Campaña con cargos se pagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*