Ciudad, Información General

Vecinos de Las Dalias exigen recuperar el colectivo

Viviana Roca recorriendo las calles del barrio Las Dalias.

Después de dos años de espera, los vecinos del barrio Las Dalias consiguieron que se cumpla la ordenanza promulgada en el 2008 para que la línea 541 ingrese al barrio. Sin embargo, el recorrido por Beltrán, Las Talas, Vuelta de Obligado, Las Maravillas y de regreso por Beltrán sólo duró una semana. Las calles en mal estado, la lluvia y el paso de los colectivos hicieron intransitables las arterias. La Municipalidad está al tanto de esta situación y los vecinos esperan una urgente solución que les garantice el acceso a un servicio básico.

En este marco, Viviana Roca, referente de la Agrupación Construcción Colectiva por la Justicia Social, señaló que “existe una falta de coordinación entre el Emvisur y la Secretaría de Transporte, ya que se arreglaron las calles del recorrido del 581, que pasa por otra zona del barrio, y no se hace cumplir una ordenanza vigente. Mientras tanto, en el sector más desprotegido, las diez manzanas donde se alza un asentamiento, los vecinos deben caminar en promedio unas diez cuadras para llegar a la parada, exponiéndose a condiciones climáticas adversas y hechos de inseguridad que se repiten en un descampado de varias manzanas. La situación, señalaron los vecinos, se agrava por la falta de iluminación”.

En julio de 2006 Roca había presentado un proyecto de ordenanza para modificar el recorrido del colectivo, para que en lugar de circular por Beltrán, realice una “U” por Las Talas, Vuelta de Obligado y Las Maravillas, para que los vecinos puedan acceder más fácil al transporte público. La promulgación de la norma llegó en el 2008 y recién hace unos 45 días atrás comenzó a cumplirse. Pero sólo pasó una semana. La garita que se instaló por Las Talas a dos cuadras de Beltrán está en desuso.

La ex concejal del Frente Nacional y Popular reparó en que “en Las Maravillas y Arana hay un jardín. El recorrido que se reclama significaba un beneficio muy grande para los docentes y los padres que llevan allí a sus hijos, que deben caminar sólo media cuadra, en lugar de tres, por medio del descampado”, apuntó.

Los vecinos afirman que son aproximadamente doce cuadras las que necesitan consolidación. “Pasaron la máquina, pero no pusieron tosca”, afirmó una vecina que se acercó a dialogar con la ex concejal. Roca mencionó que cuando llueve el agua baja de zonas más altas y ayuda a corromper las calles.

“Ni bien dejó de pasar presentamos notas en el Municipio. Alguna vez el colectivo volvió a hacer el recorrido que reclamamos, pero como la gente no lo sabe, no lo espera”, mencionó una vecina. “Acá en la esquina de mi casa, la calle se hundió cuando empezó a pasar el colectivo”, apuntó luego.

“Se torna urgente recuperar el servicio para los vecinos. Está establecido en el pliego de bases y condiciones que el poder concedente tiene para ejecutar un porcentaje de modificación de recorridos”, sostuvo Roca. “Se trata de un servicio primordial para este sector. Y lo que ha quedado en evidencia es la falta de coordinación entre el Emvisur y Transporte, porque se arregló el recorrido de una zona del barrio, sin mirar una ordenanza que está vigente y que no se está cumpliendo”, concluyó.

(Fuente: Agrupación Construcción colectiva para la justicia social)

Los comentarios están cerrados.