Ciudad, Información General

Un paro de camioneros que Moyano no resuelve

Se trata de 32 trabajadores que se considerarán despedidos en las próximas horas. A pesar de las gélidas temperaturas permanecieron al abrigo de sus carpas y junto una olla popular, en las últimas dos semanas. Pertenecen a la Empresa de Transportes El Trébol, propiedad de Alicia Ibañez, que ha desoído todas las intimaciones de la Secretaría de Trabajo, mientras que ha procedido a guardar todas las unidades de su flota, en el galpón de Champagnat y Gascón, dando por concluida esa actividad empresaria.

¿Hugo Moyano no puede resolver este conflicto local? El hombre fuerte del sindicalismo argentino, que levanta el cobro de peajes en las rutas más importantes del país, que ha enfrentado en duras porfías a Clarín, Coca Cola y Carrefour por citar algunos ejemplo, debe tolerar que en su ciudad natal, que afiliados a su gremio se queden sin cobrar y sin trabajo.

Toda una historia. La interpretación más cercana que se puede realizar en función de una situación bastante  que tendría sus explicaciones, es la relación de Hugo Moyano con Alicia Ibañez.

Esta es la propietaria del hotel Gran Mar del Plata, que anteriormente perteneciera al SUPE, (Sindicato Unidos Petroleros del Estado), frente al cual (Rivadavia 2235) se lleva a cabo la protesta.

Alicia Ibañez es la hija de Diego Ibañez, quien fuera un caudillo del sindicalismo argentino y vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, durante el gobierno del doctor Raúl Alfonsín. Diego Ibañez falleció en un accidente automovilístico en la Ruta 55, un día de Año Nuevo. Diego Ibañez, era un compañero de ruta de un legendario sindicalista metalúrgico de nuestro país, Lorenzo Miguel. Ambos fueron detenidos durante la dictadura militar y permanecieron presos en el buque “33 Orientales”.

Una vez liberados en 1983, en su primera salida en libertad decidieron visitar Mar del Plata alojándose en el Gran Hotel Iruña.

Alicia Ibañez es la hermana de Sebastián Ibañez, quien fuera secuestrado y asesinado por delincuentes comunes tras un pedido de rescate. El cuerpo de Sebastián fue hallado mutilado, en un descampado del Barrio Libertad, en uno de los hechos más horrendos de la historia criminal de nuestra ciudad.

El "acampe" frente al hotel céntrico.

Resulta necesario recopilar este pedazo de historia triste, para intentar entender, cómo un grupo de trabajadores siguen tocando el bombo y los redoblantes en Rivadavia al 2.200. Habría que interpretar en este sentido, que esos 32 camioneros sigan esperando respuestas, que por ahora no llegan, y que cómo evoluciona el conflicto deberán resolver su situación a través de la justicia laboral.

2 Comentarios

  1. Es increible que estas personas esten instaladas en medio de Rivadavia, con toda su parafernalia y molestando a los vecinos y a los dueños de los locales, que nada tiene que ver en ese asunto y tienen el mismo derecho que ellos de vivir y trabajar dignamente. Ya es insoportable la presencia de este grupo en la zona. y es increible que las autoridades municipales no se hayan hecho eco del asunto y tomado una decision al respecto. TOTAL INDIGNACION.

  2. Las autoridades siguen sin hacerse cargo de esta situacion… vamos a esperar que tomen toda la cuadra? Ya no se puede asi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*