Ciudad, Información General

Un juez marplatense exigió que se actualice el mínimo no imponible

Un magistrado de Mar del Plata hizo lugar a una acción de amparo de un trabajador cuyo salario mensual no supera los 5.300 pesos.

El juez federal de Mar del Plata Alfredo López, hizo lugar ayer a una acción de amparo iniciada por un trabajador contra el Poder Ejecutivo y la Administración Nacional de Ingresos Públicos (AFIP) y, en consecuencia, declaró con respecto a este caso la inaplicabilidad del impuesto a las ganancias, hasta tanto se actualice el mínimo no imponible.

En su presentación, el empleado inició la acción a fin de que se ordene al Poder Ejecutivo, a la AFIP y a su empleadora que se abstengan de efectuar el descuento del impuesto a las ganancias respecto de las sumas a percibir en concepto de aguinaldo. El reclamo del trabajador fue hecho antes del mes de junio, cuando todavía no le habían descontado Ganancias de su aguinaldo.

La persona que reclama –su nombre no fue revelado en el fallo judicial– manifiesta en su presentación que es casado y trabaja en relación de dependencia, percibiendo una remuneración mensual cuyo monto no supera los $ 5.300. Señala que si bien su salario es inferior a ese monto, al momento de cobrar la primera cuota del aguinaldo del primer semestre de 2012, sus haberes superarían el mínimo no imponible y debería efectuarse el descuento. También hizo otras consideraciones: remarcó que la inflación real anual es del 30 por ciento y eso “impacta en el bolsillo del obrero”.

Y criticó al sistema tributario, al que considera “injusto e infame” ya que grava a los trabajadores pero no a la renta extraordinaria.

En su contestación, la AFIP y el Poder Ejecutivo expresaron que “no corresponde al Poder Judicial revisar la oportunidad, mérito o conveniencia de los tributos, en tanto y en cuanto no se acredite al respecto una confiscación”. El juez López, en su resolución, sostuvo que “debe tenerse en cuenta que en la última década, caracterizada por la gran crisis económica y social que afrontó nuestro país a comienzos del año 2002, el mínimo no imponible fue sufriendo diversas actualizaciones por parte del Estado Nacional”.

Agregó en sus argumentos que “en lo que va del 2012 y pese que ya faltan pocos meses para finalizar el año, el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias no ha sufrido modificación alguna. Ante lo cual, cabe preguntarse si dado el escenario económico/social reinante actualmente en la República Argentina y la situación particular del amparista, resulta razonable que dichos montos continúen inmutables”. El juez señaló que “el propio texto expreso de la ley 20.628 de Impuesto a las Ganancias (ordenada por Decreto 649/97) en su artículo 25 prevé la ‘actualización anual de los importes de las ganancias no imponibles y de las compensaciones’, según las pautas allí fijadas”. Cuestionó los argumentos del Gobierno, a los que calificó de contradictorios: “Toman al Salario Mínimo Vital y Móvil como pauta de referencia para fundar la razonabilidad del mínimo no imponible vigente pero no tienen en cuenta que el citado fue recientemente aumentado en un 25% lo cual, reitero, no ocurrió con el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias” Además, indica que “la falta de actualización en cuestión importa en los hechos una irrazonable afectación al módico salario que percibe mensualmente el amparista y con el cual debe hacer frente a todas las necesidades básicas e indispensables, propias y de su familia. Vulnerándose en forma manifiesta su poder adquisitivo”. Y por eso ordenó que a ese trabajador no se le descontara el impuesto a las Ganancias.

El juez López ya emitió varias ordenes a la AFIP. Preguntó por qué no se podían comprar dólares, a raíz de un reclamo de una pareja que quería comprarlos para cerrar una operación inmobiliaria. En este caso amenazó con denunciar penalmente a las autoridades de la AFIP y del Banco Central.

También exigió, en otro caso, una actualización de los topes salariales que fijan quién cobra un beneficio de la ANSeS (ver más información en página 14).

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*