Básquet, Deportes

Triunfazo de Quilmes ante Regatas

tapa11-700x400

De entrada, el local mostró los argumentos propios de principio de temporada, ya que con una extraordinaria rigidez defensiva, anulaba a uno de los candidatos a quedarse con esta Liga, como lo es Regatas Corrientes, mientras que en ataque, encontraba siempre al jugador mejor ubicado, muestra de eso es que los cinco hombres de campo anotaron. Pero, tras sacar el “tricolor” una renta de 6 puntos, la visita contestó con un parcial de 0-11, para pasar al frente 12-17, ahí en ese instante, los de Ramella, dieron la primer señal de confianza y temple, porque no entraron en la vorágine y el apuro de otras noches, para nuevamente secar a su rival y devolverle la gentileza con un 8-2, para quedarse con el primer parcial por la mínima, 20-19.

El banco le aportó aún más solidez a los marplatenses, que hallaron facilidades en el pick & roll, entre los juveniles Vildoza y Gallizi, que en ese parcial sumaron 6 y 7 puntos respectivamente, ante un adversario que solo sumaba con la sociedad Martínez asistiendo, Bortolín anotando (8 puntos para el pivote). Por eso, Quilmes con solvencia sacaba una luz de 7 puntos, 43-35.

A diferencia del pasado viernes, el cervecero a pesar de tomar buenas decisiones en ataque, el aro se les había cerrado, que se sumaba a la gran actuación en ambos tableros de Gerlero, que en defensa maniató a Baxley y en ataque se adueño de las ofensivas de su equipo, junto a Bortolín. Pero una vez más, el “Tricolor”, pudo salir de ese bache con tranquilidad, recuperando la ventaja de 7 unidades, 62-55, de cara al capítulo final.

Una ráfaga de Quilmes en el arranque del último parcial, a pura defensa y facturando como a lo largo de todo el partido, cada error de los correntinos, llegando a sacar una renta de 15 puntos, 72-57, por lo que Nicolás Casalanguida, pidió minuto, para tratar de reacomodar a sus hombres, en ese momento, una infantil reacción de Fabián Sahdi, que reclamo de más ante Fabricio Vito, derivó en que este le bajara la falta técnica, que sirvió como envión para que el actual campeón volviera al partido con un parcial de 1-15, y ponerse un punto por debajo, 73-72, con poco más de un minuto en el reloj.

En ese instante los fantasmas de Atenas, aparecieron en el Once Unidos, sin embargo, rápidamente desaparecieron, porque a diferencia de esa noche, el conjunto marplatense, mostró temple y autoridad, ante un fastidioso Regatas, que sufría la pésima noche de Paolo Quinteros, que teniendo la posibilidad de cerrar el juego a su favor al estar un punto por debajo, 77-76, cometió una falta ofensiva sobre Fabián Sahdi, quedando 8 segundos, en la reposición, pasados apenas dos segundos, la visita corta al base, quien desde la línea se redime de su error al inicio del cuarto, poniendo el definitivo 79-76, ya que sin tiempo muerto por pedir, Hopson tiro desde mitad de cancha una plegaria que no entró.

El triunfo le aseguró a Quilmes su lugar en los play off y además le mantiene la ilusión de ocupar la cuarta posición en la fase regular, si los resultados lo acompañan en el último fin de semana competencia, donde debe medirse primero con Peñarol y luego visitar a Argentino en Junín.

InfoLiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*