Ciudad

Trabajadores de la Terminal, sin saber qué hacer y en busca de una solución

Alrededor de 1000 carreteros y maleteros de la actual estación Terminal de Omnibus, que trabajan en negro desde hace muchísimos años, se quedarían sin empleo cuando en diciembre se inaugure la Ferroautomotora, en avenida Luro y San Juan.

Hasta el momento, ninguno de los trabadores ha recibido respuestas tanto del intendente Gustavo Pulti como de los 24 concejales que conforman el Deliberativo.

“Nosotros no tenemos seguridad porque no hay nada en concreto de ir a la nueva terminal, que al ser privada llevaría su propio personal”, dijo Carlos, maletero desde hace más de 20 años.

El obrero contó que siempre trabajó en negro, que nunca recibió aportes ni obra social y que en temporada gana alrededor de $ 50 por día, y en invierno entre $ 20 y $ 25. Además, detalló: “a nosotros el administrador nos da un carnet y con eso nos manejamos durante doce meses”.

“Como yo no corté la calle ni generé disturbios no recibí un subsidio de nadie como sí lo han hecho otros trabadores del lugar”, afirmó el maletero. “Si me quedó sin empleo veré qué hago. Igual si me llaman no tendría problemas de trasladarme a la Ferroautomotora”, agregó.

“A los que protestaron les dieron aproximadamente $ 1500”, relató Félix, cargador de 75 años y con 18 de antigüedad. “Sólo quiero trabajar para poder comer y pagar los impuestos”, pidió.

Todo es expectativa por parte de los maleteros y carreteros de la actual Terminal que a la fecha no saben cómo continuará su vida. Por ahora, lo único que se sabe es que, a partir de diciembre cuando se inaugure la Ferroautomotora, perderán su empleo de tantos años.

Por Gerardo Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*