Ciudad

Toma del Concejo: declararían miembros de organizaciones sociales

Pablo y Marcos Puche, dos de los integrantes del Movimiento Atahualpa que la semana pasada protagonizaron la toma del Concejo Deliberante, fueron citados declarar hoy por el fiscal Mariano Moyano, quien investiga los desmanes provocados ese día en el recinto de deliberaciones.

Las audiencias estaban fijadas para las 9:30. Se esperaba a la entrevista que los manifestantes tendrán con sus abogados defensores para ver si se iban a presentar o no ante el fiscal para declarar sobre los hechos mencionados. Mientras, desde agrupaciones sociales están cuestionando la “judicialización” de la protesta.

Por otra parte, Moyano indicó en declaraciones a Radio Brisas que se dispuso la identificación de otros cinco implicados por la toma del Concejo y adelantó que “a medida que se logre identificar a estas personas, serán citadas a declarar”. En la causa ya han prestado declaración 25 testigos.

Según detalló el fiscal que lleva adelante las acciones, se investiga “el daño agravado, la privación de la tenencia por la ocupación del recinto del Concejo y lesiones leves y graves”, dado que al momento de ingresar al Concejo fueron golpeados empleados municipales y efectivos policiales.

Persecución

Por su parte, el dirigente del Movimiento Libres del Sur, Juan Pablo Malagutti, acusó de persecución a los movimientos sociales y acusó al intendente Gustavo Pulti y al kirchnerismo local de actuar de la misma manera que el radical Gerardo Morales y Elisa Carrió.

“La judicialización de los manifestantes es promovida por los continuos embates mediáticos que propinaron Marcelo Artime en primer término, y el intendente Pulti en segundo término”, indicó el dirigente a través de un comunicado a la vez que relacionó estos episodios con los comentarios sobre “la renuncia de Emilio Persico” y la “cacería mediática de Milagros Sala”.

Malagutti destacó que ante la toma del Concejo Deliberante “los movimientos sociales realizaron” una autocrítica, pero el intendente “sale a alertar y adoctrinar con la carta de la judicialización de los manifestantes de las cooperativas”. Esto, aseguró es una “fisura político ideológica que va desnudando las contradicciones inmersas en el seno del kirchnerismo”.

En ese sentido, destacó que mientras por un lado “se expresa el repudio a la persecución judicial y mediática que sufren organizaciones populares que son afines al Gobierno”, por el otro se cuestiona a las agrupaciones que actúan en Mar del Plata. Por eso se pregunta “¿y si Milagros Sala fuera marplatense? ¿Y si Emilio Pérsico fuera opositor al Gobierno? ¿Y si los cooperativistas fueran oficialistas?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*