Zonal

Tandil: culminaron con la primera etapa del plan de instalación de energía solar en jardines de infantes

El Plan Crece es una iniciativa que se propone que los jardines de infantes del partido de Tandil utilicen exclusivamente energía eléctrica proveniente de fuentes renovables. La Usina y Municipio de Tandil lo llevan adelante en forma gradual y en el transcurso de los últimos meses completaron el objetivo de instalar los equipos en seis instituciones educativas.
La iniciativa incluyó en su primera etapa a los jardines de infantes 919, 915, 904, 901, 903 y 917, seleccionados porque su ubicación les permite recibir buena luminosidad. En esos espacios y en los que se incluirán el próximo año, el proyecto también incluye tareas de concientización para los niños y sus familias, en conjunto con el Consejo Escolar.
Al respecto, el intendente Miguel Lunghi aseguró que se “busca impulsar la generación y utilización de energía de fuentes renovables y llevar adelante tareas de concientización y difusión sobre el uso eficiente de la electricidad. Con este proyecto buscamos beneficiar a las generaciones futuras con la concientización y educación de los más pequeños, para que el Tandil del futuro tenga un uso racional de la energía beneficiando nuestro Medio Ambiente”.
“Muchas veces son los más chicos los mejores difusores de las buenas prácticas del cuidado del planeta y de sus recursos, por eso estamos tan conformes con esta iniciativa que pudimos encarar en sintonía con el trabajo que realizamos hacia un Tandil verde, saludable y sustentable, en armonía con nuestros recursos naturales”, agregó.
La iniciativa se enmarca en un plan de eficiencia energética, ideado por la distribuidora de energía de Tandil mediante “una solución solar fotovoltaica (paneles solares)”, destinada a alumnos de jardines de infantes para valorizar el “efecto multiplicador que ofrece la educación formal desde edades tempranas de escolarización”, apuntando a fomentar el uso de este tipo de energías.
En todos los casos se colocaron seis paneles solares de 250 watts, que totalizan 1,5 kilowatts de potencia instalada. En alguno de esos establecimientos se instaló un inversor monofásico de cinco kilowatts, que permite tener capacidad para futuras ampliaciones y se prevé el recambio gradual de toda la luminaria, que es reemplazada por iluminación del tipo led, de mucho menor consumo de energía que la tradicional.
Matías Civale, presidente de la Usina de Tandil, explicó que el proyecto requirió una inversión superior al millón de pesos. Además indicó que “con el Municipio nos planteamos armar este plan que no solo busca generar más energía, sino trabajar también en la concientización de los más chiquitos sobre medio ambiente y energías renovables”.
“Nuevamente estamos implementado un programa pionero e innovador, lo que nos debe enorgullecer a todos. La intención es ir avanzando gradualmente en todos los jardines, valorizando el efecto multiplicador que ofrece la educación formal desde edades tempranas de escolarización, apuntando a fomentar el uso de las energías renovables, a través de la enseñanza a los niños y su entorno familiar. Nuestra intención es completarlo gradualmente y luego incorporar también a las escuelas primarias”, anticipó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*