Policiales

Tandil: Aprehendieron a dos personas tras un intento de robo en una vivienda

__res_4loc
El hecho se desencadenó a media mañana, alrededor de las 10, cuando el titular de un local ubicado en la cuadra logró advertir el ingreso de dos personas al inmueble en momentos en que sus moradores se encontraban fuera, por lo que inmediatamente se comunicó con el servicio de emergencias 101 Mejorado.
Minutos después se hizo presente en el lugar personal del escuadrón de motopolicías con el posterior respaldo de móviles de la comisaría Primera y de la Jefatura Distrital.
Tras acceder al lugar los efectivos constataron que una de las puertas que dan al patio había sido violentada y detectaron que, ante su presencia, los intrusos habían emprendido la fuga por los techos de una propiedad contigua.
Persecución y aprehensión
En consecuencia se montó un operativo cerrojo en la manzana para evitar la huida de los dos presuntos responsables del atraco.
La fuga se produjo por una vivienda con frente a la calle Roca 390, habitada por un matrimonio mayor que sufrió una crisis nerviosa, por lo que se presentó una ambulancia del Hospital Municipal para su asistencia.
En ese lugar la policía concretó la retención de los jóvenes a quienes se les secuestraron cerca de 300 pesos en efectivo y una moto Gilera Smash que instantes antes había sido sustraída de Roca al 400.
La causa quedó caratulada como “Robo en grado de tentativa doblemente agravado” y “Robo de motocicleta en grado de tentativa”, en tanto que los acusados fueron identificados oficialmente como Mariano Abel Leguizamón (28) y Walter Adrián Valdez (26).
Permanecerán alojados en la comisaría Primera a disposición de la fiscalía interviniente.
El relato del damnificado
“Cuando llegué ya estaba la policía y aparentemente había dos personas que habían entrado por la parte trasera de la casa, que linda con una propiedad que tiene un garaje sin edificar”, dijo Horacio Saldarini.
Añadió que “ingresaron a mi casa pero no me llevaron nada”, y que el denunciante le informó que instantes previos a acceder, “tocaron timbre dos o tres veces” para certificar que en el domicilio efectivamente no se encontraba nadie.

Por otro lado, el damnificado informó que en febrero sufrió un hecho similar y expresó con preocupación que “la inseguridad es grande”, aunque destacó el accionar y la rápida respuesta policial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*