Jorge Elias Gomez, Opinión

Sin un cheque en blanco y con respirador artificial

Este es un escenario político que dominará el poder legislativo local, que con escasas variantes se mantendrá hasta 2013, lo cual augura una hegemonía política en ese ámbito, que redobla la responsabilidad del oficialismo.

El S.I.M. es un Ricardo Colombi sin traumas. No tuvo que ganar las elecciones para ir a pasar la gorra. Lo hizo antes, ató a un acuerdo político a su Acción Marplatense, nacido bajo la concepción “irreductible” de partido vecinal.

Mucha agua hubo de correr (en especial de OSSE en Plaza Mitre), para que Pulti detente un poder que la democracia también entregó a Roig, Aprile y Daniel Katz. Esa mayoría absoluta, es para disfrutarla y también para sufrirla.

No son pocos los compromisos, que ha asumido el intendente, para gozar de este momento. Su margen de maniobra es acotado, su autonomía está permanentemente bajo sospecha, y de manera definitiva lo urgente le ha ganado a lo importante en su gestión.

Hay una mirada retrospectiva hacia el 2007, y otra de proyección hacia el 2011. El balance es sin dudas positivo, pero a la noche cuando hay que quitarse el maquillaje, los pliegues ya no pueden disimularse. Un ex presidente hablaba de cirugía mayor.

El problema es que estamos sin cirujanos y sin bisturí. Hay una ostentación por mostrar calles arregladas, nueva y más potente iluminación, ampliación de redes de semáforos y planes de viviendas, una terminal de ómnibus que nació como un Shopping (y viene complicada como un parto de nalgas), una nueva licitación para terminar con el predio de disposición de residuos, conexiones cloacales para 100.000 vecinos y más cuentas en el haber.

En este contexto tener doce concejales, dispuestos a jugar con la mayoría automática, es la panacea que todo gobernante soñó. Pero esta es una ciudad complicada, en un país mucho más complicado. En consecuencia hay que separar la paja del trigo. Una ciudad cargada de índices alarmantes como desocupación, indigencia, pobreza e inseguridad.

En el Sindicato de Trabajadores Municipales, ya tienen preparada la carpa para instalar, cuando se incurra en el primer día de demora en el pago de los sueldos. Si en el último jueves no llegaba una transferencia de $ 20.000.000 no se pagaban los haberes de noviembre. Es decir que faltaban “20 palos” no ni uno ni dos millones, una cifra importante. Sin ese respirador artificial, el escenario sería desolador.

Allí estuvo la habilidad de ser testimonial, subirse en algún vagón del tren de la alegría, donde se conviven con otros problemas de índole político. Hoy Pulti es una expresión kirchnerista sin eufemismos. Cómo convive con una sociedad, compuesta por vecinos que le han dado la espalda, de manera contundente al Frente Para la Victoria, el 28 de junio.

El deterioro del oficialismo desde el punto de vista político, es incesante y la caída no ha llegado al piso. Si algo le faltaba para sumar descrédito el caso Pomar, lo ha desnudado de una manera impiadosa. Si hubo un rastrillaje se hizo mal, y si se comprueba que no fue un accidente, será peor. La inseguridad se está devorando el voluntarismo y el marketing del gobernador Scioli, otro pilar de Pulti, quien es un navegante de rally para el gobernador en la ciudad.

Para el matrimonio presidencial, la seguridad es un tema de los gobernadores, en este caso de Scioli. En la Quinta de Olivos, no se puede conciliar el sueño. Esto ha sido un mazazo, cuyas consecuencias todavía no han sido mensuradas. Esto ha pegado muy fuerte en la sociedad bonaerense, que directamente ya no cree, en esta política de seguridad y está exigiendo cada vez con mayor vehemencia cambios, pero con resultados fulminantes.

Una ola de descontento, también está soliviantando ánimos cada más crispados. Qué hay detrás de todo este complejo armado político, una aspiración que todos llevan “in pectore”, que no la exhiben pero que está permanentemente en sus pensamientos: la reelección. Pulti tampoco escapa a esta regla de la política, pero paradójicamente, sus dos años anteriores, pueden haber sido más mansos, que los que están por venir.

Ha replegado a la oposición, reduciéndola en su expresión, que encontrará mucho para criticar y proponer. Un Pulti dominante lo eximirá de un tránsito lento, evitando mayores contrariedades, pero habrá que distinguir entre objetivos claros y razonables, con el habitual palo en la rueda.

La conducción del P.J. bajo la batuta de Juan Garivoto y el caótico gobierno de Katz, lo hicieron posible, de ello no hay que responsabilizar a Pulti, la ciudadanía marplatense les dijo basta, pero por un margen que es excesivo y se refleja en esta supremacía en el Concejo Deliberante. El sistema electoral de distribución de bancas le puso el marco a este singular cuadro. Es evidente que existe un anacronismo entre los votos y los 12 concejales.

No se supone que haya demasiado espíritu de transformación, de volver  a manejar sin ayuda externa la economía, no puede haber recortes de partidas que ya están agotadas. Las demandas crecen, pero las respuestas comienzan a estar ausentes, con un grado de intensidad que ya son luces anaranjadas tirando a rojo.

No hay insumos para la confección de licencias de conducir, el turno tarde de Inspección de Tránsito tiene 6 inspectores (insuficientes para una ciudad de 700.000 habitantes), en turismo los empresarios privados harán aporte como fondo afectado. El intendente vetó una ordenanza, que disponía que el 20 % de lo recaudado por las multas de infracciones de tránsito, se destine al equipamiento de los juzgados de faltas, que funcionan sin papel ni tinta para los sellos. ¿A propósito contemplará el presupuesto 2010, que no se conoce, un aumento de tasas?  ¿Cómo se compadecen estas necesidades básicas, con la contrapartida de una millonaria inversión derramada en obras públicas?

Sino hay voluntad de cambio, sino hay planes se corre el riesgo de que al Departamento Ejecutivo, lo corran por izquierda y por derecha, en tren de concesiones irá debilitando su poder. Los doce concejales están ¿pero para qué? Es un ejército sin vituallas, tal vez congelado.

Según datos aportados a esta columna, los fondos de reconocimiento de servicios educativos ya están comprometidos para el 2010, mientras que en el 2009 ya se gastaron. También llamó la atención, que desde el órgano grafico de la cadena oficial informativa, se establezca como prioridad, la actualización del monto del servicio de recolección de residuos. Hay todo un mensaje detrás de ese tratamiento, destinado a meter presión desde el vamos.

Por estas horas, ante la actual situación de la nueva terminal de ómnibus, ha quedado al desnudo la falta de planificación, la financiación y la necesidad de andar vestido de bombero continuamente, para que los incendios no se propaguen.

Pulti en su mensaje al deliberativo, deberá hacer un fuerte llamado a la población, y convencer a sus adversarios políticos de que en este año impar (sin elecciones a la vista), no es conveniente agitar las olas, una vuelta de campana puede dejar varios náufragos a la deriva.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

4 Comentarios

  1. Jorge muy buena columna.Creo que no vas a fondo,dandole un respiro o la posibilidad que la gestión enfoque hacia los problemas estructurales de fondo.recorda que Pulti tiene pasado y no esta haciendo nada de lo que sugería cuando era un ferviente opositor de Aprile.Cuando estuvo Katz se llamo a silencio y unos meses antes de ser electo era precandidato de Lavagna,termino siendo el elegido de Aldrey y candidato testimonial de Kirchner.Esta surfeando desde que llego y no tiene rumbo ni calidad de estadista.No esta mal hasta aqui,coincido,el lugar es dificil y el contexto aun mas,pero no tiene musculatura propia ni política ni conceptual para levar adelante una gestion con desarrollo y autonomía.Ademas se lo conoce como un hombre que en lo personal no cumple con la palabra empeñada(un pinocho importante) lo cual genera desprestigio ante sectores importantes de la sociedad.No tiene un buen equipo,salvo Conte,Del´Olio,gente con experiencia y conocimieto tecnico,no tiene gente para conducir.Acepto que heredo un paquete dificil,el fue tambien responsable por oportunista e improvisado.Pulti es kirchnerista,adhiere al gobierno de Scioli y obedece a los mandatos del dueño del multimedios.Que se haga cargo.

  2. Lo que comentás al final, Gustavo, no difiere de otros: Aprile=Duhalde gobernador, Katz=Solá=Kirchner, Pulti=Kirchner. Ser administrador de arcas vacías los convierten en oficialistas casi irremediablemente. Y además todos estuvieron también bajo el ala de Aldrey.

  3. Es verdad Alfredo.Cuando pisan la alfombra de los despachos de la capìtal pierden el norte.Es preocupante la falta de conociniento de la realidad social que esgrimen nuestros políticos.Las situaciones de pobreza y precariedad social son alarmantes y estos señores se pavonean con su semblante de intendentes,cuando son simp`les lamebotas del poder de turno.Me pregunto Alfredo quien,quienes,se estan preparando para asumir el desafío en el futuro.El nivel de la nuevadirigencia es preocpante y se reciclan los mismos muchachos con peores vicios.Nadie estudia,ni escribe ni arma equipos.Este gobierno surfea bien,de la mano de un político mediocre.El futuro es una gran incognita

  4. Muy buen análisis Jorge . Gustavo : coincido contigo pero le agregaría que Pulti como el resto de los “referentes” politicos de la ciudad , si los hubiera, no se están preocupando y ocupando por un tema fundamental cual es EL IMPRESCINDIBLE CAMBIO DE PERFIL PRODUCTIVO QUE REQUIERE LA CIUDAD . Una Mar del Plata con los indices de desempleo y sub-ocupación actuales ( y eso que son del INDEC !! .. ) montada en el sector pesquero y sus cuestiones vinculadas al recurso cada vez mas escaso y en competencia con la infraestructura patagónica, el turismo aluvional-gasolero que cada vez deja menos recursos y nos obliga a rogar por el buen tiempo y por mantener el número de ingresos de turistas, la industria textil sujeta a las variables de la competencia Convierten a nuestra ciudad en inviable económicamente y atada a la permanente dádiva de gobernates nacionales y provinciales de turno además de obligar a nuestros Intendentes a lacerar sus rodillas mendigandoles ayuda. No veo una “clase” politica local preparada para asumir este desafio en uan ciudad con casi 1.000.000 de habitantes . Son todos buena gente pero no creo que la mayoria de ellos tengan verdadera experiencia en el tema productivo o como generar recursos . MAR DEL PLATA NECESITA,PUEDE Y DEBE GENERAR RECURSOS GENUNINOS y no tener que estar siempre arrodillandose ante el gobernador o presidente de turno ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*