Arte y Cultura, Teatro

Ser clown es un arte

Actor y docente. Stivelman imparte pautas sobre la actividad que desarrolla.

Intensa actividad tendrá en la ciudad el dramaturgo y clown Víctor Stivelman, quien llega con el propósito de brindar un seminario de la especialidad y además demostrar la calidad de su arte a través del espectáculo Abriendo mundos, que se podrá ver este viernes a las 21:30 en El galpón de las arte (Jujuy 2755).

¿Qué es un clown y cuál es la diferencia con el payaso? es el nombre del seminario intensivo que comenzará a brindar a partir de mañana y hasta el viernes en el centro cultural La pandería (Alberti 4842). Las clases se dictarán siempre en el horario de 9 a 13 y tendrán como fin, además de enseñar la técnica, destacar la importancia de esta actividad en la historia del arte.

Hay que destacar que el payaso se remite a los orígenes del arte escénico, como figura preponderante en la Edad Media integrando las cortes, y después pasando al circo y demás. El giro fundamental es, cuando ya como clown, deja los escenarios e invade la calle y a los espacios no convencionales: sobre la diferencia con el payaso es que este intenta hacer reír, mientras que en el clown la risa surge de la experiencia como medio.

Sobre Stivelman, hay que decir que se trata de un actor nacido en Capital Federal, quien desde muy pequeño mostró signos de extraña conducta: a  los cinco años quería ser payaso, no le gustaban las camisas, ni las corbatas, ni los edificios, según relata a manera de autobiografía.

En cuanto a Abriendo mundos, el espectáculo que brindará el viernes en El galpón de las artes, es un reflejo del mundo clown pactado por reglas absurdas, excéntricas, trágicas y simples. El humor surge, así, entre el choque de ese universo y otro, el real, el cotidiano, pautado por la rutina y lo mecánico. Se trata de un espectáculo con probada efectividad en escenarios de la Argentina y el mundo.

Los comentarios están cerrados.