Opinión

Se nos fue un grande de verdad

Roberto comenzó su camino en esta búsqueda, junto a Antonieta, su compañera de toda la vida, con el secuestro de su hija, Rosa Ana el 26 de octubre de 1976.

Su camino se fue uniendo al de los demás padres y madres que buscaban a sus hijos secuestrados y en ese derrotero también padeció la desaparición de su hijo Roberto  José el 1 de diciembre de 1976.

Fue el iniciador de las causas para la búsqueda de los cuerpos de los desparecidos, luego que le dijeran que su hija había muerto en un enfrentamiento después de meses de secuestrada.

En ese camino, no sólo recuperó el cuerpo de Rosa Ana,  sino que logró que algunas otras familias también recuperaran a sus hijos muertos y enterrados como NN en el cementero de la  Loma.

Fue testigo y testimoniante en cada oportunidad en que pudo presentarse ante la Justicia, cuando esta era sólo la posibilidad de tener alguna certeza de lo ocurrido, pero no de punición ni de castigo.
Hoy, cuando llegó la posibilidad que sean condenados los responsables de el secuestro, tortura y homicidio de su hija, no pudo verlo.

La Justicia una vez más llega tarde, nuestros padres, madres y abuelas van muriendo sin haber logrado ver condenados a los responsables de los asesinatos de sus hijos.

Queda su nieta, Judith, hija de Roberto José, como testimonio y heredera de esta familia diezmada.

Vaya el más sincero y sentido homenaje y  nuestro férreo compromiso de no bajar las banderas de MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA para [email protected]
NO OLVIDAMOS

NO PERDONAMOS

NO NOS RECONCILIAMOS

 

.


                      
                                                  Carlos Fernando Díaz                                                                                          Fernando Cuesta
                                                            Presidente                                                                                                         Secretario                                           

                                                  

FAMILIARES DE DETENIDOS DESPARECIDOS Y VÍCITMAS DEL TERRORISMO DE ESTADO 
DEL CENTRO Y SUR DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
                   

PERSONERÍA JURÍDICA N° 36.299
TE: 0223-4936718
CEL: 0223-155031234
http://familiaresmdp.blogspot.com
Skype: carlosfernandodiaz
Diagonal Alberdi 2669 2° 9°
Mar del Plata CP7600

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*