Carta de Lectores

Se equivoca Señora Presidente, son 39.999.999 los argentinos que le dan la bienvenida a Putin

Post-Cristina-Putin

Anoche en la recepción que le hizo la Presidente Argentina al ex integrante de la KGB y hoy Presidente de Rusia Vladimir Putin, le dice en su discurso de bienvenida: “Yo como Presidenta le doy la bienvenida en nombre de los 40.000.000 de argentinos”.

Perdóneme señora Presidente, tendría que haber dicho 39.999.999, porque por lo menos para mí no es bienvenido un ex integrante de la KGB y ex Director del Servicio Federal de Seguridad (Ex KGB).

Además le recuerdo a la señora Presidente, mejor dicho le informo, porque seguro que no lo sabe, que Rusia fue el primer aliado que tuvo el golpe militar de 1976. Recuerdo cuando en un operativo hecho por un comando de la Marina en los primeros días del golpe militar, quizás realizado por oficiales jóvenes que no estaban en la rosca,  el mismo penetró en el Comité Central del PC que estaba ubicado en el centro de Buenos Aires, desalojaron a sus ocupantes y lo cerraron.

Debo decirle a la Señora Presidente, más allá de que en ese momento estuviera llevando adelante su proyecto de “abogada exitosa” en Río Gallegos, que a los cuatro días el Teniente General Videla dio la orden de largar a todos los que se habían llevado en el allanamiento y de devolverle el local al PC (Consta en los diarios de época).Con respecto a los que fueron a la cena debo decir, cómo se nota que Macri mucho más que la historia de Boca no conoce, porque prestarse a rendirle pleitesía  a tremendo criminal desde jovencito, no es muy reconfortante, salvo que haya ido en nombre de su padre Franco que es el primer operador del capitalismo comunista de China en Argentina.

Mauricio una cosa es la democracia, el no enfrentamiento, el diálogo, etc. y otra cosa es plegarse en nombre de lo anterior a rendirle homenaje a un asesino. Marrone si viviera le estaría diciendo CHEEEEE….

Bueno Señora Presidente, quizás sean menos todavía, pero seguro le digo que no eran cuarenta los millones de argentinos que le daban la bienvenida, que yo sepa seguro eran 39.999.999.

Nota: Se dieron cuenta que a Gioja a quien citó en su discurso y como es de estilo lo buscó en el salón para comprometerlo, no lo encontró, muy probablemente porque no estaba, a lo cual seguidamente  hizo la pantomima de un saludo con la mano al micrófono porque ya la habían enfocado en primera plana, haciendo la ficción de que lo había encontrado.

Licenciado: Abel Ayala

http://ayalaabel.blogspot.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*