Ciudad, Policiales

Se entregó el cómplice del crimen de Franco

Un hombre de 28 ó 29 años, identificado como Juan Manuel Rivero, se entregó esta madrugada en la Subcomisaría Casino alejando ser quien manejaba el automóvil Ford Fiesta en el que circulaba Maximiliano Corredera Legato cuando el pasado domingo mató a de un balazo en el cuello al joven Franco Castro.

Rivero permanece detenido y por estas horas iba a ser indagado por el fiscal Pablo Lódola. El hombre era intensamente buscado por la Policía ya que en las últimas horas la investigación había comenzado a cerrarse sobre su persona: el dato más importante fue el conocimiento de su apodo, “Rulo”.

Fuentes policiales aseguraron que el detenido no presentó ningún tipo de resistencia y que se entregó voluntariamente, además que tenía ganas de declarar. Rivero se había ausentado las últimas 48 horas de su domicilio (vive en el centro de la ciudad) y tampoco había ido a su trabajo, “una venta de telefonía celular o de electrodomésticos” céntrica.

Precisamente la ausencia del detenido en esos lugares aumentó las sospechas de los investigadores. Sin embargo, de manera imprevista, el sujeto se entregó esta mañana aduciendo que era el conductor del vehículo que transportaba a Corredera Legato la madrugada del luctuoso episodio.

Sobre lo que no hay precisión es sobre la edad del detenido, entre 28 y 29 años. Por estas horas se espera que confiese ante el fiscal Lódola y además se espera que se haga la rueda de reconocimiento, también con Corredera Legato. Se aclaró que ambos serían amigos.

El crimen de Franco Castro ocurrió en la madrugada del domingo. La víctima, junto a un grupo de amigos, se dirigía a la Plaza del Agua para participar de las festividades por San Patricio. Pero a pocos metros de su casa, en Vieytes y Alvear, fue interceptado supuestamente por Corredera Legato, quien tras preguntar “¿quién tocó a mi nena?” disparó contra el joven en el cuello. El victimario huyó en un auto: iba de acompañante.

Este hecho generó gran conmoción en la población, que inmediatamente comenzó a buscar al asesino. Finalmente Corredera Legato fue detenido en la madrugada del martes: vivía a escasos 150 metros de la casa de los Castro y según se explicó, habría actuado violentamente en defensa de su pareja, una joven de 22 años que convivía con él. El miércoles se negó a declarar y permanece detenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*