Carta de Lectores

¿Se acuerdan cuando en 2009 Cristina dijo que “Fútbol Para Todos” era un negocio extraordinario que no necesitaba ser subsidiado?

crisfutbol1jl26
La democratización del fútbol a través de Futbol para Todos como todas las democratizaciones que ha hecho este gobierno resultó otros fiasco que terminamos pagando pobres y ricos al estilo Sueños Compartidos. Para que Estela Carloto diga que la estatización de la Universidad de Madres de Plaza de Mayo  tendría que ser revisto por el gobierno porque no le gusta que en la calle le griten ladrona, creo que es un indicador bien claro.
Ambos “programas”, sostenidos en valores muy sentidos por la población, derivaron en verdaderos agujeros negros donde la FORMA en que se ejerce la administración favorece el descontrol, oscurece la necesaria transparencia y lo que es peor que desde el que consume champagne hasta el que consume tetrabriek tienen que meter la mano en el bolsillo para pagar estos lujos ideologistas que se da la desclasada de Ensenada que se hizo hacer socia del Jockey Club de la Plata y ahora quiere tapar con esto su condición de burguesa vergonzante, dueña de una fortuna declarada oficialmente que dice haber obtenido como abogada exitosa. Vaya verguenza, que muestre los juicios y cuánto cobró, porque habeas corpus no sabe como se hacen.
El Gobierno lleva “invertido” en cinco años más de $ 5.500 millones en el programa Fútbol Para Todos (FPT). Como se recordará En 2009 la AFA cobraba $240 millones al año por los derechos de transmisión, pero decía que no le alcanzaba. De tal manera que en agosto de ese año decide romper el contrato vigente y firmar otro con el Gobierno, a quien pasó a cobrarle $600 millones, que se fueron aumentando año tras año.
Nunca en FPT hubo ganancias y sólo hubo gastos. Al año siguiente de su lanzamiento, se suspendió definitivamente la publicidad privada y comenzaron a transmitirse sólo avisos del Gobierno. Se transformó en un colosal subsidio estatal, que incrementó notablemente sus gastos en el FPT: en 2009 fueron $ 325 millones -se pagó medio año-, en 2010 pasó a $ 693 millones, luego      $ 753 millones, después $ 1.287 millones y en 2013 fueron $ 1.511 millones.
Ese gran esfuerzo de presupuesto, fruto del aporte tributario de todos los contribuyentes argentinos, no impidió que los clubes de fútbol (beneficiarios finales del programa) estuvieran cada vez más pobres y endeudados. ¿Dónde habrá ido a parar la plata? ¿Cuánto de ese dinero se reparte mensualmente entre funcionarios corruptos, dirigentes mafiosos y barra bravas siempre listas para proveer mano de obra delincuencial o sicarios a delivery?
De Sueños Compartidos no hablemos. Eso si, cuando este gobierno habla de democratizaciones temblemos. Hoy es un día clave y hay que ver que dice a las 21 horas  esta mujer con respecto al fallo del Juez Griesa, no sería de extrañar que así como pasamos de Fidel a Chaves, de Chaves a Maduro, de maduro a Iran, ahora pretenda ponerse en las manos del criminal Putin. Esperemos que Dios la ilumine y no sea así.

Publicado por Lic Abel Ayala

http://ayalaabel.blogspot.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*