Arte y Cultura, Música

Sabina hace parada en Mar del Plata

El nombre de la gira que emprende (El penúltimo tren) parece bastante fatalista. Sin dudas, hace mención a una instancia que se acera al final. Pero, y se alimenta la ilusión, nadie sabe en verdad cuándo saldrá el último tren. Joaquín Sabina, de él hablamos, pisará nuevamente esta noche suelo marplatense sin novedad discográfica bajo el brazo, pero con el conocimiento de estar respaldado por una obra que permite ilustrar cualquier noche.

El show, pautado para las 21:30 en el estadio polideportivo, es parte de una nueva gira emprendida por el cantautor. Posteriormente a su paso por Mar del Plata lo esperan nueve shows en el Luna Park porteño, más los escenarios de Rosario y Córdoba en la Argentina, además de Montevideo en el Uruguay.

La obra de Sabina es bien conocida, y hablar sobre su calidad compositiva sería tan justo como redundante. En todo caso, pensar qué puede ofrecer Sabina hoy: en vivo, un espectáculo perfecto y redondo, donde hay espacio para disfrutar sus cálidas letras como para comprobar que sabe rodearse de una serie de músicos talentosos y cortados por la misma tijera que él: la de la simpatía y el carisma.

Para esta noche, seguramente, un espectáculo alejado de las últimas dos presentaciones en la ciudad: esta gira no es de estadios, sino de teatros o espacios más reducidos. Por lo pronto, esperamos una lista de temas surcada mayormente por las baladas o letanías sabineras, antes que por el rock y la pose más enfática. De lo que podemos estar seguros, es de ese manejo magistral que hace, sin excesos, de la buena labia sobre el escenario y la amable relación con el público.

A esta altura, Mar del Plata ya lo cuenta entre los artistas habituales. Y por eso, el vínculo surge espontáneo y sin forzamientos. Con la naturalidad que debe ser. A esperar por el penúltimo tren, entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*