Destacado, Política

“Rosso es el Velez Sarsfield trucho de Pulti”

Asombro es, cuando menos, lo que a cualquier persona entendida le genera las continuas y originales ”bautades” jurídicas que el concejal  Dr. Héctor Rosso regularmente nos regala cuando tiene que defender posiciones políticas del Intendente Pulti.

La ultima “Perla” del edil fue criticar duramente al Fiscal Pettigiani por haber presentado éste de oficio una denuncia por Malversación, Defraudación del erario público e Incumplimiento de los deberes de funcionario público  contra el intendente Pulti y sus colaboradores. Le imputa el fiscal a la Administración comunal un mal uso de los recursos públicos en la compra de ornamentos navideños por varios miles de pesos al haberlo hecho sin la necesaria Licitación Pública que la cifra gastada exigía.

Sin embargo, lo grave es que Rosso descalifica a Pettigiani por el sólo hecho de ser éste peronista y en tal carácter le atribuye haber conformado  junto a los ediles radicales – Baragiola – una organización con ánimo de destituir al actual intendente. Se olvida Rosso, a pesar de ser abogado, que el fiscal es el brazo del Estado en materia de Derecho Penal y que es su obligación actuar en tal sentido cuando entiende que existen elementos fundados para así hacerlo. No actuar sería un grave incumplimiento de Pettigiani más allá de su condición de simple vecino. Lo que debería ser motivo de halago para los marplatenses al ver que su fiscal interviene per se cuando encuentra conductas que pueden constituir o tipificar un delito, se convierte para Rosso en un demérito: no puede presentar denuncias de ese tipo siendo peronista y más cuando lo hace aduciendo ser un vecino de Mar del Plata. Seguramente el edil de Acción Marplatense otorga legitimidad para denunciar actos de corrupción únicamente a aquellos simpatizantes, ediles, o adherentes de Acción Marplatense. Sólo ellos lo hacen en aras de una mejor administración, el resto actúa con intencionalidad destituyente y/o con fines “político” tal cual lo afirmo cuando oportunamente denunciamos que la obra del Emisario Submarino es un auténtico YACIRETA MARPLATENSE.

Hay que aplaudir las denuncias del tipo que hace actualmente Pettigiani y dejar que éste Vélez Sarsfield trucho de la Administración Municipal siga derramando mezquindades inconsistentes. Sus defensas siguen siendo la mayor razón que tienen aquellos que como el Fiscal en este caso, sostienen que la actual Administración Municipal no es un colegio de monjas sino que más bien, se asemeja a una jaula de depredadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*