Ciudad, Policiales

Roban un local de camperas y maniatan a la empleada

Dos jóvenes delincuentes resultaron detenidos tras robar una casa de venta de camperas y maniatar a la empleada, para luego dejarla sola en el fondo del local.
La policía recibió un llamado al 911 de un testigo que aseguraba haber visto salir a dos sujetos con prendas en sus manos de un local de la avenida Colón al 2300.
Cuando llegó un patrullero de la Comisaría Segunda al lugar, pudieron establecer que una empleada del lugar había sido atacada cuando se encontraba trabajando, por dos jóvenes con un arma blanca que se la llevaron hasta el fondo del local y la maniataron un precinto.
Los delincuentes se llevaron 50 pesos y cuatro camperas pero gracias a que se encontraban a cara descubierta, la víctima pudo darle a la policía la descripción física de ambos.
Tras iniciar la correspondiente investigación lograron determinar la identidad y domicilios de los imputados del hecho, encontrándose con que uno estaba imputado por un asalto a un taxista en el 2006 y por una tentativa de homicidio en el 2007. Las actuaciones fueron elevadas a consideración de la Fiscal Andrea Gomez, a quien le solicitaron sendas ordenes de allanamiento para los domicilios de los mismos.
La Jueza de Garantías en turno Dra Lucrecia Bustos, labró dichas ordenes y al rededor de las 17 de hoy la policía irrumpió en  ambos domicilios (Estado de Israel 2441 y Gascón 6741) con el apoyo del Grupo GAD y la Comisaría Doce.
En Estado de Israel al 2400 no se halló al imputado ni se efectivizó  ningún secuestro pero se pudo establecer que el chico de 19 años no había regresado a su casa desde hacía un día.
En tanto, en Gascon al 6700 se secuestraron dos de las cuatro camperas sustraidas, dos precintos plasticos de color negro de similares caracteristicas a los utilizados para ejercer la sujeción de la victima al momento de cometer el hecho,  como así también una cuchilla de grandes dimensiones que sería la utilizada para cometer el hecho.
Asimismo, si bien no dieron con el presunto autor del hecho, pudieron encontrar a un supuesto familiar que tenía colcada una de las camperas sustraídas y obviamente no pudo justificar su procedencia.
La investigación, según informaron, sigue su curso.
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*