Ciudad, Policiales

Repudian agresión de la patota sindical en el Concejo

Desde la Juventud del Frente Amplio Progresista repudiaron “enérgicamente los hechos de violencia sucedidos ayer en el Concejo Deliberante,  donde una vez más una patota sindical accionó violentamente en defensa de intereses no del todo claros, esta vez contra un grupo de concejales que se oponían a la contratación directa (sin licitación previa) de la instalación de los GPS en todos los taxis de la ciudad por una suma millonaria”
La disputa fue en medio de la sesión en la cual el oficialismo quería imponer –por la mayoría que tiene en el recinto- la contratación directa de los GPS en taxis. Para ello invertirían 1.800.000 pesos, aunque aún no hay partida asignada, según denunciaron desde la oposición. También se cuestionó la solvencia de la empresa asignada por Acción Marplatense, se planteó la posibilidad de evaluar otras empresas que pueden presentar costos menores para las arcas comunales y se cuestionó la “monopolización del servicio”.

A la negativa de la oposición a tratar el expediente se sumó el desaire de Mario Lucchesi –edil que asumió de la mano de Arroyo y se convirtió en oficialista-, que dejó a los concejales de Pulti sin posibilidad de aprobar el proyecto, imponiendo su mayoría y sin debatir ideas, como nos tiene acostumbrados.

Después de mandado el expediente a comisiones nació la ira de la patota de Supetax, un gremio que abiertamente se mostró a favor del gobierno de Pulti y lo respaldó en las últimas elecciones..

Repudiamos las agresiones y las amenazas de estos hombres que actuaron dentro del recinto de sesiones con total impunidad. Anunciaron escraches en las casas de los ediles y por eso hacemos responsable al gobierno municipal de cualquier hecho de violencia que pueda suceder en los próximos días contra concejales que desarrollan su labor con compromiso, con coherencia, que no se dejan avasallar por aprietes ni negociados a los que Acción Marplatense nos tiene lamentablemente acostumbrados.

Una vez más el gobierno municipal, jugando con necesidades de un sector de la sociedad, intenta llevar adelante una medida, no con el fin de la prevención del delito, sino con la defensa de intereses particulares.

Reiteramos nuestro rechazo a estas formas de hacer política y nos solidarizamos con el concejal Guillermo Schütrumpf victima de las agresiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*