Ciudad, Policiales

Repudian agresión a Defensor Oficial

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial de Mar del Plata, expresó su repudio ante la agresión sufrida por un Defensor Oficial de Menores, por parte de familiares de la víctima, luego de la lectura de la sentencia en la que el condenado no tuvo la pena que solicitaron los particulares damnificados.

El Presidente del Colegio de Magistrados local, Dr. Juan Manuel Fernández Daguerre, destacó la función que llevan adelante los Defensores Oficiales, cuya participación se da cuando el acusado no tiene un defensor particular, ya sea porque no lo puede pagar o no desea hacerlo, siendo allí cuando la figura del Defensor Oficial, puesto por el Estado, hace cumplir lo dispuesto en el artículo 18 de la Constitución Nacional, referido a la defensa en juicio.

Con respecto a la preservación de la independencia de decisiones de cada integrante del Poder Judicial, Fernández Daguerre remarcó que “no pueden ser sometidas a presiones de ninguna índole, la única sujeción es a la ley, incluso si el Presidente de la Nación obligara a un Juez a fallar de manera determinada, el Juez no debe aceptarlo y si accediera a la presión, inmediatamente deberían renunciar al cargo el Juez y el Presidente, porque ambos faltaron a sus obligaciones“.

Con respecto a los familiares de las víctimas, el Juez remarcó que “el derecho de peticionar de los ciudadanos, para que se haga justicia, es absolutamente legítimo y que los damnificados deben ser informados sobre el desenvolvimiento de la causa y asesorados por asistencia a la víctima, pero que la decisión a la que arriben los jueces debe ser libre y a su criterio, teniendo instancias posteriores para revisar sus actos“.

En pos del debido proceso, la tarea efectuada por los Defensores Oficiales debe ser con la utilización de todas las armas jurídicas a su alcance, para asegurar un juicio justo a sus defendidos. Ésta es su función y por ello el estado le paga un sueldo, por lo que no se puede mimetizar su accionar con los hechos cometidos por el imputado, porque hacerlo sería simplemente un disparate“, culminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*