Arte y Cultura, Variedades

Radiografía de un personaje polémico

“Me duele mi país porque sobran los discursos pero falta gente capacitada para aplicar el poder, abundan las palabras pero escasean los fallos. Vivimos en un sistema basado en la mentira”. Con estas palabras el comunicador Oscar González Oro presenta su libro Radiografía de mi país, material donde analiza desde su punto de vista la realidad argentina.

Este libro, precisamente, será una de las últimas presentaciones que se harán en el marco del ciclo Verano Planeta. Será este jueves desde las 21 en el Hotel Sheraton (avenida Paso y Alem) con entrada libre y gratuita, hasta colmar la capacidad del salón donde se brindará la conferencia.

La aparición de personajes reconocidos de los medios en la literatura nacional ya no es sorpresa. González Oro se suma a esa necesidad que tienen varios de expresar lo que piensan, sus ideas, y plasmarlas en un material que huela a memorias pero también a presentación de principios. Para decir “soy esto”.

Decir que el conductor de las mañanas de Radio 10 es un actor de la realidad del país, no se reduce a su espacio como ciudadano. También ha estudiado actuación y hay en su conducta un poco de impostación: el personaje González Oro es quien representa a ese pensamiento de derecha que en los medios siempre se ha sostenido por hilos ideológicos delgados.

En Radiografía de mi país, el conductor se muestra dolido por el presente de la Argentina y hace un compendio del poder político, desde su llegada a Buenos Aires. Sin embargo se mete de lleno con lo que ocurre a partir de 1983 con las presidencias de Alfonsín, Menem, De la Rúa y Kirchner.

Tómelo o déjelo, en todo caso el encuentro de este jueves servirá para quedar mano a mano con el personaje y preguntarle todo aquello que a través de los medios es complejo de averiguar. Personalidad polémica, más por el peso de sus ideas que por el valor de lo que dice, González Oro se encontrará con el público para, al fin de cuentes, promocionar su libro.

Los comentarios están cerrados.