Destacado, Política

Pulti y su gobierno hacen caja

El Ejecutivo de Pulti impulsó el cobro de un nuevo tributo a partir de este mes. Será una contribución para Gestión Ambiental. Obras Sanitarias será la encargada de percibir el monto con el que se buscaría engordar las arcas municipales. Mientras desde el oficialismo defienden la medida, la oposición planteó sus dudas y sospechas

El Ejecutivo de Pulti impulsó el cobro de un nuevo tributo a partir de este mes. Será una contribución para Gestión Ambiental. Obras Sanitarias será la encargada de percibir el monto con el que se buscaría engordar las arcas municipales. Mientras desde el oficialismo defienden la medida, la oposición planteó sus dudas y sospechas

Al igual que en todo 2012, las cuentas municipales no son un tema menor en La Feliz. A pesar de tener uno de los más abultados presupuestos en la provincia de Buenos Aires, la gestión de Gustavo Pulti se ha visto obligada a buscar financiamiento externo y a generar fondos mediante diferentes maniobras que no han sido del todo aceptadas. Y una de ellas fue el incremento de tasas aprobado en la última Fiscal Impositiva que iban desde 23 al 25 por ciento en algunas, y del 31 al 36 en otras.

Pero lo que ahora genera polémica es un nuevo tributo creado por la misma ley y que se empezaría a cobrar a partir de este mes. Se basa en una contribución para la Gestión Sustentable del Ambiente Natural y Urbano y estará destinada al mantenimiento del predio de disposición final de residuos. El valor que tendrá este nuevo impuesto será de 12 pesos mensuales o 24 bimestrales, y quien la cobraría sería Obras Sanitarias SE (OSSE), la empresa municipal de servicios sanitarios marplatense. Sin embargo, sólo se encargará del cobro y destinará los fondos al Ente de Obras y Servicios Urbanos de la ciudad (ENOSUR).

Sin embargo, esto no quedó del todo claro todavía y aunque el oficialismo ya haya dado despacho al proyecto e indicado que será OSSE la que realice dicho cobro, desde la oposición no se quedaron sentados y plantearon sus posturas críticas a la medida.

Uno de los que cuestionó la contribución fue el concejal de la UCR Eduardo Abud. En comunicación con Desafío Económico dijo que “es una desprolijidad lo que está haciendo el gobierno de Pulti, porque Obras Sanitarias SE no está preparada para hacer este tipo de cobros de una sobretasa”.

Por su parte, la edil Vilma Baragiola también criticó la iniciativa y dijo que “lo que quiere hacer Pulti es vaciar Obras Sanitarias, quiere poner en riesgo la situación económica de este organismo”.

De qué se trata el nuevo tributo

La ordenanza fiscal sancionada el 10 de enero pasado expresa en su artículo 214 que la Contribución para la Gestión Sustentable del Ambiente Natural y Urbano se destinará a “la prestación de servicios de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) y para el funcionamiento de la planta de separación final de residuos, comunicación y educación ambiental, y sustentabilidad del ambiente natural y urbano en general”. Además se aclara que “se abonará la contribución que al efecto fije la ordenanza Impositiva de acuerdo a las normas establecidas en el presente Título”.

En la Fiscal queda establecido que “la base imponible de la Contribución se determinará aplicando un importe fijo por cada inmueble emplazado en el Partido de General Pueyrredón, gravado por la tasa por Servicios Urbanos o por la tasa por Conservación, Reparación y Mejorado de la Red Vial Municipal”. Y el artículo 216 marca que para determinar la liquidación de la contribución se dividirá al partido en diferentes zonas.

La aplicación de este nuevo tributo fue impulsada para dar cumplimiento con una de las condiciones que habían sido establecidas en un acuerdo que años atrás le permitió al municipio acceder, a través de la secretaría de Ambiente de la Nación, a un crédito del Banco Mundial para financiar la construcción del nuevo predio de disposición final.

Lo que busca el gobierno de Pulti mediante esta contribución es recaudar aproximadamente unos 48 millones de pesos durante este año, asegurando el ingreso a las arcas comunales de lo proyectado a fines de 2012.

¿Cómo se cobrará?

Conforme a la última reunión en una comisión conjunta de Recursos Hídricos y Hacienda, se resolvió que sería OSSE la encargada de llevar a cabo el cobro por lo retendría $ 1.200.000 por la cobranza, sin contar los 500 mil pesos que deduciría de los fondos transferidos al ENOSUR en concepto de gastos administrativos.

“Nos preocupa que el oficialismo haya impuesto un artículo que no estaba en la Fiscal, que dice que el 2,5% de lo cobrado, no de lo emitido de esta tasa, va a ser para OSSE que, aparentemente, ha tenido una conversación con el Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias (SiTOS) y va a ir dinero a ellos”, dijo Abud a Desafío. Dicho monto se destinará al personal afectado a las tareas vinculadas con la cobranza y equipamiento.

En la reunión de comisión, la explicación que brindó el oficialismo para fundamentar la potestad de la empresa se apoyó en la ordenanza 7.445, (aprobada en 1989) que en su artículo 2º establece que OSSE “tendrá a su cargo la prestación, administración, explotación, mantenimiento (…) y aplicación de nuevas tecnologías de los servicios de provisión de agua potable, desagües domiciliarios, cloacales, industriales y/o de cualquier otro carácter y en general de saneamiento básico en el Partido de General Pueyrredón”.

En relación a este punto, los cuestionamientos se dieron en torno de que en la ordenanza fiscal aprobada en enero, se establecía que este impuesto se cobraría dentro de la TSU (Tasa de Servicios Urbanos) a través de la Agencia de Recaudación Municipal (ARM). Sin embargo, conforme a lo expresado anteriormente, el Ejecutivo pretende que sea OSSE quien cobre en su factura esta contribución.

“La realidad es que a nosotros nos crea una sospecha de que pueda haber algún camino que nos vaya llevando a que el municipio pueda tener alternativas de movimiento de dinero de Obras Sanitarias que no está permitido”, expresó Abud a este medio. Hay que tener en cuenta que OSSE tiene 200 clientes menos que la ARM.

Pero él no fue el único que dudó sobre la injerencia que pueda tener el Ejecutivo en estos fondos. Baragiola dijo a Desafío que “Pulti siempre quiso manotearle la caja a OSSE. En alguna época planteaba su privatización, cuando siempre fue una empresa modelo, con personal a la altura de las circunstancias”.

A pesar de las críticas, el oficialismo ya tiene todo listo para comenzar con el cobro de este nuevo impuesto que pretendió que pase inadvertido. Sin embargo, la forma para cobrarlo ya generó más polémica que la esperada.

El contrato millonario de la basura

En junio de 2012, el intendente Gutavo Pulti, a través del decreto n° 1.237, ordenó abonar a la empresa Transporte 9 de Julio SA, un plus de 200.000 pesos mensuales. En mayo del mismo año, el alcalde había aumentado el contrato de la administración encargada de la recolección de basura destinando $ 10.631.000 por mes.

De esta manera, sumando los $ 200.000, la firma recibirá del municipio de General Pueyrredón $ 10.831.000 mensuales. Este incremento significa para la gestión de Acción Marplatense, un costo de $ 129.972.000 al año, un presupuesto que se encuentra entre los tres más elevados de la provincia de Buenos Aires.

Desde la oposición, cuestionaron el monto que se abona en relación a la prestación del servicio que brinda la compañía. El plus que se cobrará se debe a la actualización de las frecuencias de recolección en los distintos barrios del distrito. En relación a esto, el titular del Ente Municipal de Obras y Servicios Públicos (ENOSUR), Manuel Regidor, argumentaba que “estamos lanzando lo que sería la Frecuencia 4 para aquellos barrios que tenían Frecuencia 3, es una lista de más de 27 barrios que contarán con un día más de recolección”.

De los 135 distritos de la Provincia, el único que paga costos mayores es La Matanza, debido a su densidad poblacional y superficial. Por último, estos casi $ 130 millones anuales, representan el 14 por ciento del total del Presupuesto con el que cuenta la ciudad de Mar del Plata.

 

Fuente: Revista La Tecla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*