Opinión, Portada

Pulti arma su tablero; vecinalista excluyente

Pulti asegura por su intención de voto un aspirante ideal a la lista de adhesiones. Hizo todos los deberes para el oficialismo y en la Quinta Sección (por su número de votantes) General Pueyrredón, resulta excluyente. Próximo a partir de vacaciones, cierra por control remoto los últimos detalles. En este contexto no debería extrañar que tanto Carlos Cheppi como Diego Garciarena, dejen de contar con los auspicios oficialistas, ya que las mediciones del Ministerio del Interior, garantiza sin cavilaciones el tandem Cristina-Scioli-Pulti.

El derrame de dinero público dio lugar a una fiesta de la obra pública en la ciudad, que tendría su correlato en votos, además aún en una muy mala elección Acción Marplatense podría mantener o aún aumentar su número de concejales. Esta especulación que de alguna manera asegura continuidad con sólida base de representación,  no permitiría sufrir sobresaltos políticos, hipótesis que se abona con mayor fuerza ante la consolidación de Pulti en la intención de voto. La evaluación no haría necesario explorar alternativa de ninguna especie, si se pretende salvaguardar a Cristina en su posible intento de reelección o de continuidad del proyecto kirchnerista.

 Según notibonaerense.com “Similar pedido se daría en la Quinta Sección en función del acuerdo con Pulti. El marplatense, trascendió, pretende un lugar en la lista de diputados para un dirigente de su sector o del peronismo en función del acuerdo que estaría abrochando con el PJ en su distrito”.

Con el mecanismo electoral asegurado para poder “pegarse” a las listas “superiores” del Frente para la Victoria vía las “nóminas de adhesión”, un grupo de intendentes vecinalistas se reunirá en las próximas horas con el gobernador Daniel Scioli en procura de sellar el acuerdo político que los exhiba juntos en los cuartos oscuros.

La intención de Scioli de tejer acuerdos con estos jefes comunales, que gobiernan desde hace años sus distritos y en su mayoría irán por la reelección, se barajaba desde hace meses pero ahora, despejada la incógnita acerca de cómo concretar la alianza, las partes buscarán acelerar el paso. Para eso, según trascendió en fuentes vecinalistas, Scioli recibirá en breve a una delegación del sector para ir develando algunas incógnitas que persisten en torno del armado electoral.

Entre quienes aparecen dispuestos a “pegar” sus listas por la reelección a la boleta del Frente para la Victoria figuran Gustavo Pulti (Mar del Plata), Ricardo Ivoskus (San Martín), Blas Altieri (Pinamar), Ricardo Móccero (Coronel Suárez) y Marcelo Skansi (Carmen de Areco), aunque la postura no es unánime en el vecinalismo, ya que el intendente de Tres Arroyos, Carlos Sánchez, por caso, podría optar por mantener su individualidad.El acuerdo podría demandar algún tiempo, ya que los vecinalistas pretenden algunas concesiones por el supuesto aporte -arrastre de votos- de sus listas en favor de las del Scioli y de Cristina Kirchner. “Juntos, aportamos más de un millón y medio de votos”, afirman, aunque en política el “traslado” de votos entre figuras no sea una ciencia exacta.

En la Sexta Sección, donde además de Móccero podrían sumarse otros vecinalistas como Hugo Stark (Punta Alta) o Eduardo Vissani (Gonzales Chaves), el grupo reclamaría para sí “un lugar a salir” en la lista de senadores provinciales del oficialismo. El hermano de Móccero, Gustavo, ocupa una banca en la Cámara alta desde hace algunos meses tras el fallecimiento de Elsa Strizzi.

Similar pedido se daría en la Quinta Sección en función del acuerdo con Pulti. El marplatense, trascendió, pretende un lugar en la lista de diputados para un dirigente de su sector o del peronismo en función del acuerdo que estaría abrochando con el PJ en su distrito.

En ese marco, algunos dirigentes municipalistas estarían evaluando crear un “Frente Vecinal Bonaerense”, para sumar y concentrar fuerzas en sus reclamos de espacios a nivel provincial. Hay quienes, incluso, amagan con armar listas propias de candidatos a legisladores en algunas secciones de la Provincia, una jugada que difícilmente sería aceptada por el oficialismo.

Otra cuestión inquieta a los vecinalistas: el apoyo que tendrán los candidatos peronistas en sus distritos. Por eso ya anticiparon que pretenden que esos adversarios no cuenten con “el favoritismo” de los gobiernos nacional ni bonaerense; planteo que se pondrá sobre la mesa en la próxima reunión con Scioli.

En tanto, no todos los intendentes vecinalistas estarían dispuestos a sumarse a la estrategia oficialista aún cuando mantienen buenas relaciones con el gobierno bonaerense. Al citado caso de Sánchez (Tres Arroyos), se sumaría Estela Lennon (San Antonio de Areco), una dirigente de origen radical que conformó su propia fuerza local.

Quien en cambio podría jugar con el oficialismo es el intendente de Vicente López, Enrique “Japonés” García, uno de los sobrevivientes de los radicales K.

El otro dato adicional es el de las fuerzas vecinalistas que no son gobierno en sus distritos pero que tienen representación en los Concejos Deliberantes. Algunas de ellas pretenderían tener su colectora. Pero la cuestión no es tan simple: varias actúan en territorios peronistas y habrá que ver qué nivel de rechazo genera esa intención en las filas del oficialismo.

Fuente: notibonaerense.com / mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.