Política

Proyecto prevé duplicar el precio de los cigarrillos para financiar la lucha contra el tabaquismo

0004174571

El diputado bonaerense Santiago Nardelli propuso crear un fondo especial para la atención de enfermedades provocadas por el tabaquismo. De aprobarse la iniciativa, los recursos serán destinados exclusivamente a los programas y servicios de prevención, atención, tratamiento y reducción de las patologías asociadas a esa adicción.

El fondo se creará mediante la fijación de una tasa por consumo de cigarrillos equivalente al 100% del precio vigente del atado que se comercializa en la Provincia de Buenos Aires, que será abonada por el consumidor del producto. El precio promedio de una cajita podría rondar los 22 pesos.

El diputado Nardelli aseguró que el impuesto viene a compensar la falta de subsidios que reciben las provincias en cuanto a los gastos de la salud.  Además recordó que la Argentina tiene unos de los precios de cigarillos “más baratos del mundo”. “Diez veces por abajo de Dinamarca”, ejemplificó.

El diputado provincial explicó a Infobae: “El tabaquismo genera un altísimo costo a nuestra salud y a la economía de nuestro país en general. Estamos hablando de un costo anual de cerca de $21 mil millones, lo que equivale al 1% de todo el Producto Bruto Interno y al 12% de lo que se gasta en salud cada año”.

“Si tenemos en cuenta que la recaudación impositiva por la venta de cigarrillos es del alrededor de $10 mil millones por año, queda claro que no se llegan a cubrir siquiera la mitad de los gastos que el tabaquismo genera en nuestro sistema de salud“, explicó.

“Según datos de la OMS aumentar los precios del tabaco mediante un incremento significativo de los impuestos constituye la medida individual más eficaz para disminuir el consumo y para alentar a los consumidores a abandonarlo” indicó el diputado. Su objetivo principal es bajar el tabaquismo de los jovenes que serían a largo plazo los principales beneficiaros de este fondo.

Infobae

2 Comentarios

  1. Respecto a este proyecto, caben las siguientes reflexiones:
    1) La experiencia argentina indica que lo que se pretende recaudar tendrá otros destinos, como paliar el rojo de las arcas provinciales o cubrir los próximos aumentos de los sueldos de funcionarios y legisladores.
    2) La comparación con Dinamarca es ridícula, ya que el dinamarqués (como en cualquier país de Europa o EE.UU.) gana 10 veces más que el ciudadano argentino por la misma tarea.
    3) En cuanto a prohibir o desalentar el consumo de todo aquello que perjudica la salud generando gastos para el Estado, habría que duplicar el precio de la carne (por el colesterol que tapa arterias), de las bebidas alcohólicas (por la cirrosis), de los fiambres, condimentos y sales (hipertensión), de los alimentos que producen gastritis, de la azúcar (diabetes), etc.
    4) Habría que triplicar el precio de las motos (o prohibirlas) debido al alto índice de accidentología que colapsa la atención hospitalaria de nuestros jóvenes.
    5) Creo que sí, dicho aumento de precio reducirá el número de fumadores, especialmente de los que recién se inician.
    6) Proyectos de esta clase confirman aquello de que no sólo no te dejan vivir en paz, sino que además tampoco morir en paz.

  2. Gracias Néstor como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*