Ciudad

Protesta de estibadores por deuda de aseguradora

3898_2c

La postal de la anarquía en el microcentro marplatense se reeditó ayer entre la mañana, mediodía y primeras horas de la tarde a partir del reclamo de un grupo minúsculo de estibadores frente a la aseguradora Galeno, en reclamo del pago de la cobertura del seguro.

La protesta incluyó el corte total de la Avenida Colón, arteria principal para transitar de oeste a este en la ciudad, y su intersección con la calle San Luis. El caos fue total porque de manera coincidente, camioneros también se manifestaron a unas cuadras, bloqueando el paso vehicular en la esquina de La Rioja y Bolívar.

El reclamo puntual contra la empresa aseguradora era la demora en pagar la cobertura para estibadores reunidos en el Centro de Contrataciones Eventuales, que trabajan en la rama del congelado.

”Son chicos que se han golpeado, o desgarrado, que hace dos meses esperan cobrar la garantía”, precisó Juan Carlos Mezzamico, titular del SUPA en Mar del Plata. La manifestación, según el gremio, obedeció a la necesidad de activar las respuestas de Galeno. “Hace mucho que están a las vueltas pero ahora parece que se solucionará: nos dijeron que el jueves estará el dinero de los muchachos”, reveló el Secretario General.

Todas las protestas se centralizan en Galeno porque la aseguradora compró a fines del 2012 el segmento Riesgos de Trabajo y Salud del grupo español Mapfre y pasó a ser el principal proveedor del servicio entre las empresas de estibaje del puerto marplatense.

Entre los manifestantes también estuvo un estibador que sufrió una lesión en la boca y hace un año que está sufriendo para que la prestadora mejore el arreglo primario. “Nos dijeron que también se van a ocupar; ya tiene turno con el odontólogo para comenzar la rehabilitación”, precisó el dirigente del SUPA.

Mezzamico sostuvo que la modalidad de acudir al seguro para dejar de trabajar y seguir cobrando el salario se ha terminado en el puerto marplatense. “Por suerte desde que asumimos es un tema superado. Hay incentivos para aquellos barcos donde no se producen accidentes”, informó el Secretario General.

El incentivo para acudir al seguro de manera innecesaria era tentador. La aseguradora debe abonar un salario conformado por un jornal diario por cada día del mes, inclusive feriados y fines de semana. El actual jornal del SUPA supera los 700 pesos por día.

Las empresas de servicios portuarios que operan en el puerto pagaban fortunas en la contratación de las aseguradoras. Ahora el dirigente dice que no es tan alto el costo a partir de la merma significativa en el nivel de siniestralidad. “Han bajado muchísimo los accidentes porque se entregan incentivos. Sale más barato eso que pagar el seguro por gente que abusaba”, reconoció Mezzamico.

Roberto Garrone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*