Ciudad, Policiales

Primera Jornada por la No Violencia y Desarme

El intendente Gustavo Pulti, y el director del Registro Nacional de Armas (RENAR), Andrés Meiszner, y abrieron la jornada de concientizacion a alumnos de escuelas municipales, provinciales y privadas con el objetivo de promover el Programa de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego y profundizar la tarea de sensibilización  a temprana edad.

La actividad se desarrolló en el Teatro Colon y también participaron Mirta Antón en representación del Centro de Protección de Los Derechos de la Víctima del ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense, el secretario de Gobierno, Ariel Ciano, el de Educación Néstor Lofrano, el director del programa de Protección Comunitaria, César Ventimiglia, el director del teatro, Luis Reales, la titular del Consejo Escolar, Alejandra Martínez, la hermana Marta y representantes de CEREMAP y CEFIL.

Los chicos, que colmaron la sala teatral, pertenecen a las escuelas 23, 44, 46, 48, 49, 51, 60, 74, Agraria, Galileo y Huailen y pudieron disfrutar de historias, actividades artísticas, juegos y payasadas a cargo del grupo Hazmerreír, Mariela Kogan y Purazambo.

El propósito fue concientizar sobre diferentes aspectos a través de consignas como no jugar juegos que expresen violencia y muerte; no tocar ni jugar con armas de fuego; explicar a los familiares que las armas son muy peligrosas para los chicos; ayudar a personas que estén tristes o sufriendo, y tener paciencia y ayudar a quienes nos rodean.

En este marco, el jefe comunal manifestó que “estamos acá porque tenemos una necesidad todos de hacer algo diferente con la convivencia en nuestra ciudad, en las escuelas y porque hay un programa nacional que nos ha estimulado a todas las ciudades de la Argentina a sacar armas de la vida comunitaria, a eliminar armas porque no precisamos tantas y mucho menos precisamos tenerlas quienes no tenemos vocación de entrar en guerras y disputas violentas”.

“Necesitamos sacar armas de la sociedad porque ha habido, durante décadas, una cultura que invitó a tener armas y las armas son un aspecto de las cosas, el hecho final de una manera de ver la vida hace que alguien vaya, compre y tenga una pero hasta que se llegó a tenerla, a utilizarla, hubieron muchas otras cosas que nos hicieron pensar que esa era una herramienta útil para vivir, y nosotros pensamos que es un camino equivocado”, dijo.

En ese sentido, sostuvo que “cuando empezamos a habituarnos a la presencia del arma en nuestra vida, empezamos a tomar un camino equivocado que un día explota. No en todos los casos pero siempre está explotando en un caso que conocemos. Todos sabemos de las desgracias que ocurren con ellas”.

“Todos sabemos de casos en los que un arma, finalmente, en ese último capítulo de una cultura violenta terminó con la vida de otro o terminó embromando la vida del mismo que la adquirió. Son conocidos esos casos de aquellas personas que exaltadas por disponer de un arma cometieron un crimen que de no haberla tenido no lo habrían cometido”, señaló.

“Construir, conversando y entendiéndonos, un camino de paz”

En la misma línea, el intendente indicó que “el arma es el último símbolo, la última etapa de una construcción. Todos ustedes, las mamás, los papás, las maestras, los profesores, los que estamos acá circunstancialmente; estamos construyendo la sociedad que somos y podemos tomar el camino violento o construir, conversando y entendiéndonos, un camino de paz, conciliación, confraternidad, convivencia y quiero señalarles con fuerza, con seriedad, la importancia de que a ustedes les importe y tratamos de creer juntos que esta ciudad, estas escuelas y cultura nuestra tienen en ustedes una fuerza social que si reivindica una cultura de la paz, de la tolerancia y del amor cambia las cosas”.

“Imagínense todos ustedes organizados, trabajando cada día primero para cumplir con este plan nacional y que Mar del Plata siga siendo la ciudad de la Argentina que tiene menos armas. Además, imagínense que no terminamos en este día, que invitamos a otros chicos y chicas de la ciudad y seguimos impulsando ese camino. Si creemos que podemos hacer las cosas juntos, este tipo de cosas cambian nuestras vidas”, declaró.

“Pero más que el hecho en sí de las armas que es importante porque es un símbolo fuerte y es peligrosa, tenemos que trabajar juntos para inaugurar una cultura de respeto, de reconocimiento de los derechos y los sueños del otro. Si nosotros instalamos una cultura de respetar los sueños del otro, seguramente vamos a poder convivir de una manera mucho mejor y el respeto por los sueños del otro no necesita armas, necesita inteligencia, paciencia, tesón, fuerza, ponerse de acuerdo”, explicó.

“Quiere decir que nosotros, que estamos gobernando Mar del Plata, tenemos que esforzarnos cada día más por respetar los sueños de estos chiquitos que todavía no tienen todo lo que necesitan. No tenemos que pensar cómo reprimimos sino cómo respetamos, cómo les garantizamos sus sueños y ustedes, que tienen ya una responsabilidad ciudadana de entender y respetar los sueños del otro, de no reírnos ni ser irónicos con los sueños del otro.

“Todos ustedes saben qué frustrante que es cuando nuestros sueños son tomados a la ligera por otro o son maltratados por las palabras del otro. Eso empieza a construir una cultura de la violencia, agresiva, eso hace que no nos sintamos como en nuestra casa en nuestra ciudad o nuestra escuela”.

“Tenemos que sentirnos como en nuestra casa en nuestra ciudad y eso es una construcción difícil, mucho más difícil que comprar un arma pero estoy seguro que al final del camino tenemos una sociedad más justa, más igualitaria, con gente más feliz que se entiende y que no se tira tiros si no que se abraza y festeja en las plazas, en los espacios públicos y se reconoce como miembro de una comunidad más justa y más igualitaria. Todo esto es lo que nosotros esperamos construir junto con ustedes”, concluyó

“Incorporar a la comunidad educativa es importantísimo”

Por su parte, Andrés Meiszner consideró que el plan de desarme “tuvo un éxito que nos ha sorprendido a todos. Se han entregado 107.761 armas en la República Argentina, han sido destruidas y su producido fue donado al Garrahan”.

Respecto de la jornada, expresó que “para nosotros, la transmisión de los docentes, de los chicos, en esta segunda etapa, incorporar a la comunidad educativa es importantísimo si no nos quedaríamos con la estadística”.

Luego, agradeció al intendente Pulti, al gobernador y a Mirta Antón por su trabajo para que “ustedes que son más chicos puedan trasmitirle a sus familias, amigos que si tienen un arma no va a brindar seguridad sino que va a generar algo muy negativo. Entonces para qué tener ese riesgo si uno puede entregar el arma y solucionar sus problemas de otra manera con no violencia, abogando por la conciliación. Ese es el sentido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*