Ciudad, Información General

Preocupación por la falta de pago a los proveedores de los comedores escolares

En el mes de mayo, el Concejal Mario Rodríguez, de la Unión Cívica Radical, presentó un Proyecto de Comunicación por el cual solicitaba al Departamento Ejecutivo que realizara las gestiones pertinentes ante el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires con el fin de encontrar una respuesta favorable a las deudas por la suma de $ 400 millones, que reclamaba la Asociación Bonaerense de Prestadores de Servicios a Comedores Escolares y Afines (Abpscea), por el suministro a los comedores escolares provinciales.

En ese momento, el Presidente de Abpscea, Héctor Acevedo, confirmaba que habían declarado el “estado de alerta” tras el fracaso de las negociaciones con la Provincia en pos de lograr el pago de una deuda que asciende a 400 millones de pesos. Paralelamente, anticipaba que evaluaban entregar un “menú de emergencia” a los beneficiarios de la prestación. Atento el carácter de contenido social, debido a que muchos niños dependen de esa ingesta diaria, dijo Acevedo que sus representados se veían obligados moralmente a no suspender el servicio de comedores escolares pero implementarían un menú de emergencia porque la situación no daba para más. La deuda, precisaba, alcanzaba los 400 millones de pesos e incluía los meses de octubre, parte de diciembre (8 millones), enero, febrero, marzo y abril del corriente año. Por su parte señalaba que los proveedores reclamaban también un aumento en el valor del menú, que alcanzaba los 4 pesos para almuerzo y 1.6 para desayuno y merienda. “No nos dan los costos”, declaraba.

 

Hoy, 3 meses después, y ante el inminente comienzo de las clases, la situación se ha agravado, y los proveedores de comedores amenazan cortar el servicio. Reclaman 500 millones de pesos que el gobierno provincial les debe desde enero. Aceptarían cobrar en bonos pero adelantaron que si no llegan a un acuerdo por la deuda, desde el lunes no distribuirán los menúes a los comedores escolares.

 

Un panorama crítico se cierne sobre los comedores escolares a partir de la semana próxima, ya que a pocos días de la reanudación del ciclo lectivo los proveedores de alimentos en la provincia de Buenos Aires confirmaron que no podrán hacer frente al gasto necesario para llenar los platos de los chicos, por lo que suspenderían el servicio. Desde la Asociación de Prestadores de Servicios a Comedores Escolares y Afines (Abpscea) indicaron que la Provincia no depositó 50 millones de pesos (50% del mes de marzo) que les adeuda y que había comprometido en la última reunión realizada con el ministro de Desarrollo Social.

El conflicto ya había tenido un pico de tensión en mayo pasado. Aquella vez la entidad de proveedores anunció que había desabastecimiento de mercadería en las empresas de sus afiliados y que tenían inconvenientes bancarios originados en una deuda que la Provincia tiene con ellos. Por aquel entonces la deuda rondaba los 400 millones de pesos pero al día de hoy se incrementó en 100 millones más.

En aquel momento, Abpscea preparo un “menú de emergencia” para no cortar el servicio y modificó la conformación de los almuerzos, quitando la fruta del primer día, la fruta y el pan del segundo día, y ambos productos más la carne en la ración del tercer día. Según Héctor Acevedo, titular de Abpscea, esta opción fue descartada de plano por el Ministerio en las últimas horas. De todos modos, como la Provincia no depositó un pago de 50 millones a cuenta de la deuda, prometido para el lunes 23 del corriente, el presidente de la entidad aseguró que no tienen forma de hacer frente al gasto necesario para poner los alimentos en los comedores a partir del lunes próximo, por lo que se cortará el servicio hasta que reciban dinero y el gobierno consolide la deuda.

Acevedo indicó que “preguntamos en Desarrollo Social y nos dicen que no está la plata. La situación no da para más: no cobramos un peso desde enero; la deuda total es de 500 millones de pesos”. El representante de los prestadores afirmó que “la predisposición de los proveedores está súper demostrada, más de lo que hicieron no pueden hacer. Lo que necesitamos es el compromiso de que ‘baje’ la plata, porque los compromisos de pagar las deudas están asumidos”, indicó. Remarcó que “la comunicación y el diálogo constante han hecho que lleguemos hasta acá y que le demostremos al gobierno que la predisposición nuestra la ha tenido”.

Respecto a las expectativas que tienen para el cobro de lo adeudado, el presidente de Abpscea recordó: “sabemos que el Gobierno (nacional) le ha mandado 600 millones, y que tiene 900 millones en letras, más la plata que le han dado los bingos, por lo que creemos que podemos ser parte del pago con todo ese dinero, por lo menos achicando dos meses juntos”. Acevedo también indicó que no tendrían inconvenientes en aceptar el pago de la deuda con bonos al declarar que “nosotros aceptaríamos cualquier cosa consolidando la deuda, queremos llegar a diciembre con la deuda consolidada y no con 5 ó 6 meses de atraso”.

El Concejal Mario Rodríguez afirmaba oportunamente en su proyecto, y lo vuelve a reiterar hoy, tres meses después, que “el estado no puede estar ausente tanto en la educación como en la asistencia alimentaria, especialmente en los sectores de bajos recursos, por lo que se hace imprescindible dar una respuesta a esta situación de extrema necesidad”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*