Básquet, Deportes

Peñarol tropezó frente a Boca que suma y sigue

boc-pen-700x400

Enorme victoria de Boca en una Bombonerita llena. El equipo de Carlos Duro derrotó 77-72 a Peñarol de Mar del Plata gracias a una defensa infranqueable y un goleo repartido. Federico Aguerre, 14 puntos, máximo anotador del vencedor de un partido de alto voltaje de cara a los playoffs.

El partido comenzó con Boca muy metido en el juego, con Battle sumando en la pintura y un bombazo de Safar para alejarse 9-5 y obligar a Rivero a pedir minuto de entrada. Mejoró Peñarol tras el tiempo muerto, se alimentó de cuatro puntos de Giorgetti para empatar 11-11 y de dos triples de Gutiérrez para pasar al frente 19-16. Pese a la desventaja, Boca lo cerraría mejor, con cinco unidades de Flowers y un doble de Diez sobre la chicharra para irse a descansar 25-23 arriba sobre el duro equipo marplatense.

Rachero fue el segundo segmento del partido, con dos defensas que obligaron a los ataques rivales a jugar incómodos todo el cuarto. Un triple de Campazzo adelantó a Peñarol 30-27 de entrada, pero el ingreso de los suplentes de Boca derivó en que Prato y Delía se pongan el equipo al hombro en la ofensiva y depositen al dueño de casa en ventaja en el score. Boca llegó a tomar una luz máxima de 38-30, pero un buen cierre de Peñarol hizo que los marplatenses se vayan al descanso largo perdiendo apenas 40-35.

El tercer cuarto fue el mejor de Boca Juniors en la templada noche sabatina. El equipo de Carlos Duro secó a los visitantes y en ataque gozó de un Federico Aguerre soberbio (14 puntos en el segmento) para empezar a abrir la ventaja que a la postre le daría el triunfo final sobre el puntero. También aportaron lo suyo los dos bases para que el anfitrión se retire al último descanso ganando 64-48 ante un Peñarol que no podía mostrar las virtudes por las cuales es el líder del torneo.

El tándem Faggiano – Delía aportó gol en el comienzo del último período para mantener a Boca con una buena ventaja (72-55). Pero de a poco Peñarol empezó a exhibir las razones de su posición actual en la tabla y de todos los títulos que cosechó en los últimos años. Con las genialidades de Campazzo y el gol de Boccia, la visita limó a 75-70 pero falló tres triples que lo hubieran dejado a solo dos puntos de Boca. El intercambio de libres en el último minuto (dos de Weigand por un lado y dos de Safar del otro) dibujaron las cifras finales de una victoria que levanta a Boca aún más, tanto en lo anímico como en el juego. El equipo de Duro demostró que no le teme a nada y que promete dar pelea en los playoffs.

Infoliga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*