Destacado, Política

Para Pulti, en tránsito no hace falta ser ningún sabihondo

La ex patinadora de alta competencia, que tan bien hizo quedar a la ciudad, es quien tiene la responsabilidad de domar una dependencia, que desde las coimas hasta la desidia y abandono del trabajo ha sufrido todos los males inaceptables de un cuerpo de esas características, en especial también su falta de capacitación y entrenamiento.

En primer lugar el Departamento de Transporte y Tránsito nunca funcionó tan bien como cuando estuvo a cargo del doctor Carlos Fernando Arroyo, que modulaba en la frecuencia de la radio de comunicación municipal como Zorro Uno.

A tal punto fue aceptable el papel de Arroyo, que el intendente Blas Aurelio Aprile, evaluó la posibilidad de incorporarlo a su gobierno, una decisión que hasta le sugerían desde su íntimo círculo familiar. Aprile no se animó a tomar esa decisión política.

Laserna muy posiblemente esté jugando su aspiración a presidir al bloque oficialista a partir del 10 de diciembre. Y en tal sentido salió a sostener que la accidentología en el tránsito disminuyó el 30 %. Rápidamente una enfermera del Hospítal Interzonal llamó a LU6 (programa de Pérez Bastida) para invitar a Laserna a pasar 24 horas en la guardia del HIGA, desmintiéndolo rotundamente.

Muy posiblemente el exceso y el énfasis de Leandro Laserna tengan que ver con la mimetización K del manejo de los números o desconocimientos de los problemas, que se dibujan o se desconocen cuando son inconvenientes. No debería sorprender esta morenización de Laserna, es más debe ser hasta normal y lógica.

Pero aquí va la primera conclusión por qué el intendente Gustavo Pulti vetó la ordenanza de fondo afectado al tránsito a lo recaudado por infracciones en la vía pública, que tenía previsto equipamiento y el armado de una oficina de estadística oficial sobre los accidentes de tránsito. La ordenanza (inspirada por APRAVAT) había sido aprobada por unanimidad, pero Pulti la vetó, quizás por su necesidad de caja y paliar el déficit de la administración central. Laserna hizo la del diputado nacional Agustín Rossi y  el senador Miguel Angel Pichetto, pero no se puede mentir durante todo el tiempo.

Es necesario saber que si Pulti hace cuatro años que es intendente, durante los cuales no hizo nada por el tránsito y su seguridad, sino que desde su banca de concejal no dejó hacer nada por el tránsito. Fue obstinado, por ser la oposición de la oposición misma, dejando a la ciudad al garete ahora con una designación que todavía nadie alcanza a comprender, como la de Claudia Rodríguez, que además depende de la Secretaría de Gobierno a cargo del ahora concejal electo doctor Ariel Ciano.

Pulti hasta 2007, cumplió 20 años como concejal y no desconocía ninguno de los problemas relacionados al tema. Los archi conocía, como el aumento en el número de automotores, pero prefirió embarrar la cancha aduciendo falta de claridad y transparencia en el procedimiento de una propuesta. Tal vez la misma falta de claridad y transparencia que han tenido la adjudicación de las cámaras de seguridad y la concesión de la Vieja Terminal. Tanto en uno como en otro caso beneficiando a dos extorsionadores públicos como Florencio Aldrey Iglesias y Daniel Hadad, éste último denunciado por él mismo en conferencia de prensa.

A Laserna le falta ver la película desde el principio, se ha comido unos cuantos capítulos, y lejos de terminar esta vieja historia continuará, es bueno que se ponga en tema, así conoce mejor los argumentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*