Arte y Cultura, Teatro

Para morirse de risa y para no morirse de hambre

Raketa y Re-pésimo. Los dos payasos protagonistas de esta obra ecuatoriana.

Proveniente de Ecuador, la compañía Narices rojas presentará hoy a las 21 en El galpón de las artes (Jujuy 2755) la obra Matambre, un juego escénico en el que dos payasos se ponen como objetivo matar el hambre que sienten y con este plan apelan a todo tipo de recursos. Básicamente, se trata de un show de improvisación a cargo de Raquel Rodríguez y Miguel Angel Zelaya, los clowns Raketa y Re-pésimo, respectivamente.

Dos payasos vagabundos se plantan sobre el escenario. Sus contorsiones y gestos tienen una sola intención: aplacar el hambre. Buscan, a veces sin éxito, algo de dinero a cambio de su actuación. Así se plantea esta pieza, que tiene un fin benéfico: con lo recaudado se tratará de financiar el voluntariado de la Fundación Narices Rojas. En esa búsqueda, los protagonistas se las ingenian con bailes y actos de magia.

“Uno de los puntales de la dramaturgia de Matambre es resolver durante la presentación, con actos jocosos, las situaciones que se presenten”, señalan Rodríguez y Zelaya. No obstante, existen líneas matrices y una de ellas es el juego de contrarrestar el hambre. Durante la hora que puede llegar a durar la obra, los clowns se ven en situaciones tan disímiles como risibles.

A simple viste, Matambre parece simple. Pero no. Los intérpretes tardaron seis meses en compaginar los movimientos que se ven en escena, donde hasta los golpes que se dan, proponen sincronía. Como se trata de una propuesta sin fines de lucro, además hubo que contar con una escenografía fácilmente trasladable, dado además que esta propuesta ha viajado por diversos festivales teatrales. Por eso, su escenografía consiste en un coche de bebé, sus ropas y muchos globos. El resto se genera con los gestos.

Sobre la Fundación Narices Rojas se trata de una organización sin fines de lucro nacida en 2006, con el objetivo principal de ayudar a los pacientes a llevar su estado hospitalario de mejor manera, utilizando como método las artes escénicas y lúdicas, mediante un programa llamado Terapia de la risa. En Mar del Plata, un trabajo semejante lleva adelante la asociación civil Los payas, que realiza intervenciones en el Materno Infantil desde hace un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*