Deportes

Para Deportivo Norte la base está: es un proyecto integral 

Mientras se consumen horas de pujas políticas y debates inútiles en torno al manejo del negocio del fútbol, en Deportivo Norte han emprendido un proyecto integral, que enlaza la cuna de las divisiones inferiores con las categorías superiores. Nada será igual a partir de la transformación que sufrirá el deporte más popular del mundo, a partir de la reestructuración que está en marcha. Lo cual no es un sinónimo de éxito ni exime de errores de dirigentes, siempre tan propensos a los mismos.

La única verdad es la formación del futbolista como profesión y su realización paralela como ser humano, para estar preparado no sólo para vivir de la práctica deportiva rentada, sino también para cuando ese jugador haya llegado al fin de su vida útil como tal, refiriéndonos claro está al nivel de exigencia competitiva. No se puede abrir un vacío a partir de la decisión de dejar el fútbol, a partir de cualquiera de sus niveles.

En consecuencia a problemas viejos, las soluciones de siempre: trabajo, inversión y tiempo. No es magia ni nada desconocido en el futbol. El apasionamiento en las tribunas, en la previa, en el festejo. La dirigencia se asume con responsabilidad y conducción. Luego vienen los resultados.

Cuando más profunda es la búsqueda de la excelencia, los objetivos se superan a través de la evolución, de la planificación. El fútbol en su máximo nivel experimenta una crisis inédita, pero no desconocida, aunque ahora el intento de transformación haya sido invadido por la política.

No hay que sentirse propietario de la verdad, para conocer que todo lo que está ocurriendo se sabía, pero nunca había explotado. ¿Cuál es la razón? La riqueza del fútbol argentino. Un emporio de jugadores del máximo nivel técnico, que surgen casi por generación espontánea. El trabajo y la inversión son relativos. El talento no se trabaja en los entrenamientos, ni se practica, es natural, es una condición que hace la diferencia.

Si hay algo que sobra en el fútbol argentino, son las figuras internacionales. En relación a otros países del mundo, discutimos a un compatriota como el mejor de todos los tiempos Maradona o Messi. Nadie más se puede dar ese lujo, que es reconocido mundialmente. Pero también los existen de otro gramaje, no tan decisivos, entonces aparecen por ejemplo los Tévez, Agüero e Higuaín. Mañana serán Dybala o el “Cholito” Simeone.

La famosa cantera, no falla nunca, es una renovación permanente, también de arqueros y zagueros, no nos falta nada. Pero esa materia prima hay que trabajarla de manera metódica y sistemática. Hay países que son desérticos y no producen nada y llegan al riego natural. En Argentina llueven promedio 500 mm anuales y las cosechas nos salvan siempre, tras el despilfarro.

Las divisiones inferiores de los clubes de futbol son un caso similar. Cuando sale uno que supera la media, rápidamente se lo cambia por 10 pelotas de fútbol, en algunos casos usadas, esas que tienen un payaso adentro. Ningún proyecto es serio cuando eso ocurre. Por eso ir a la fuentes, resulta primordial, porque únicamente la razón está allí. Hay que tener respaldo político, aguantar presiones y tomar decisiones.

Nada es de la noche a la mañana, la profesión del futbolista es muy ingrata, porque se depositan en la misma, quizás los mejores años de la vida. Aquellos que marcan un rumbo que terminan siendo un destino. Y no es en la mayoría de los casos triunfadores y fracasados. Como en todos los órdenes de la vida el azar, esa cuota de suerte juega a favor o en contra.

Se conocen miles de casos, uno de ellos marplatenses, los hermanos Olguín. Jorge y Héctor, uno fue campeón del mundo y el otro regente de un diario. Éste último, tenía más condiciones que el zaguero que eligió César Luis Menotti para el Mundial ´78, pero debió ir a trabajar a los 16 años, mientras que su hermano pudo hacer lo que más le gustaba: jugar al fútbol.

Casi es una regla de la vida, estos ejemplos se reproducen con matices, lesiones, transferencias equivocadas, representantes inescrupulosos y dirigentes que muchas veces son voluntaristas, otros irresponsables y algunos forman parte del negocio, no es nada revelador que esto ocurre históricamente alrededor del fútbol.

Pero este análisis previo para meternos en la cuestión de fondo tiene que ver con la oportunidad. Estamos en un momento de quiebre, bisagra si se quiere. Se esperan decisiones trascendentales, transformadoras, si hay algo que nunca se suspendió en este país es el fútbol, las clases en las escuelas todos los años. Para tener en cuenta lo que está pasando.

En algún momento se va a destrabar. No sabemos si será para mejor o para peor. Pero hay algo que no podrá eludirse la formación de nuevos jugadores. Y esa es la apuesta, el desafío, el camino más largo, cuyo éxito no está garantizado, pero es el único probable a la hora de someterse a los resultados. Son horas y horas de trabajo, sacrificio, hasta hay que poner plata para los viáticos, lavar la ropa, cortar el pasto y comprar la cal para marcar la cancha.

Una vez tomada la decisión, surge la elección quién y por qué. La búsqueda es un salto de calidad, de optimizar una gestión, la administración de un club de fútbol. La modernización nos pasó por arriba literalmente. Estamos en el subdesarrollo y es notable en la evolución física y técnica de quienes han tenido la oportunidad de explotar sus condiciones, fundamentalmente en Europa.

Para llegar a ese cometido hay que empezar de abajo, del subsuelo y hay que tener vocación, no desmayar en el intento. Habrá más o menos talentosos, quienes se cuidan para rendir o prefieren disiparse en la diversión, alterando el orden del cumplimiento, y todos esos factores que tienen vínculo directo con la formación.

Hay muchos intentos, demasiados, de los cuales no se conocen cuál ha sido el final. Se conocen los éxitos, y casi siempre detrás de los mismos hay una historia común. Nadie llegó sin entrenarse, sin una dieta adecuada, sin una preparación física acorde al nivel de exigencia y sin un profesor que corrija y enseñe, con experiencia, un estudioso que con vocación sea apto para la conducción de un grupo, que tiene que trabajar como equipo.

Así en este rango de conclusiones, nacen los emprendimientos, crecen las ilusiones y los empeños personales. Deportivo Norte ha elegido el camino apuntando a este cúmulo de consideraciones. La institución ha sabido de altibajos, alegrías y tristezas deportivas, gestiones que no concluyeron bien, pero siempre se le echa mano a la nueva oportunidad. Por ello los clubes siempre trascienden a los hombres. Edifican futuro con los jóvenes, el potencial y el capital insustituible en esta materia.

Siempre es una demanda la atención de niños hasta la adolescencia, la formación deportiva es una condición que incluye una calidad de vida que termina reflejando esa etapa. Llegar a la selección de jugadores, es una experiencia traumática, porque no siempre el acierto es la moneda corriente. Es muy complejo, requiere de alta capacitación y conocimiento, aplicar el mínimo margen de error posible, las decisiones son sobre seres humanos que han confiado o han tenido la ilusión de dedicar su vida a la pasión que únicamente genera el futbol, por su carácter masivo y mundial.

Desde séptima a duodécima están integrados 150 chicos entre las 6 categorías que compiten en la Liga.

El cuerpo técnico de categorías centrales (2001-2002-2003-2004-2005-2006) está integrado:

Coordinador de preparadores físicos

Ariel Bosotina

Coordinación

Santiago Pérez

Entrenadores por división: 

2001: Ricardo Herrera

2002: Jorge Ceroni

2003: Lucas Guevara

2004: Leonardo Carrizo

2005: Diego Penoni

2006: Tomás Pocorena

Entrenador de arqueros

Fernando Martín

Fotos: Lía Balbi.

2 Comentarios

  1. María Gabriela Garcia

    Somos parte de Deportivo Norte, categorías 2009 Matías Pérez García y 2010 Lucas Perez Garcia, estamos felices con el club, el marco deportivo y familiar que abarcan, los profes, EXCELENTES, la bajada de linea que le hacen a los chicos es buenísima, generan grupos que se consolidan dentro y fuera de la cancha con hermosas amistades aún de los padres!!! Somos una familia Norteña y estamos felices de pertenecer, GRACIAS NORTE!!!!

  2. Pingback: Para Deportivo Norte la base está: es un proyecto integral | Club Deportivo Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*