Política

Palacios en rebeldía, otra vez no votó junto a Acción Marplatense

El concejal Ricardo Palacios, nuevamente decidió no plegarse a la sobada de lomo del intendente Gustavo Pulti a la política de la Casa Rosada. En esta ocasión, el bloque oficialista impulsó el pago de impuesto por parte de los jueces, quienes se hallan exentos del pago y el Poder Ejecutivo Nacional intentará quitar ese beneficio.

La pronunciación de Acción Marplatense, no es más que untarle la espalda a las decisiones políticas del cristinismo, en uno de los tantos enfrentamientos que mantiene y suma con casi todos los sectores de la sociedad. Es una ordenanza que sirve sólo para el “te pertenezco”. Pulti necesita agradar a Balcarce 50, impactar por su grado de sodomización, aunque la temporada sea la peor de los últimos años, los trenes no lleguen, sigan asesinando marplatenses, la actividad inmobiliaria y de la construcción sigan en caída libre, el puerto y la actividad pesquera se encuentren en recesión, que la inflación siga comiendo el bolsillo, que crezcan la desocupación, la pobreza y la indigencia en el Partido de General Pueyrredón.

“Pulti es Cristina” es el dogma, de los concejales de Acción Marplatenses, quienes no tienen independencia para hacer política, sino que se limitan a cumplir órdenes. Sin embargo Palacios ya dijo no en tres oportunidades: se alistó a convocar una mesa permanente para tratar la inseguridad, no se alineó con la bienvenida a la Fragata Libertad (en los términos que se proponía) y calificó al kirchnerismo como al nazismo, por el exterminio de jubilados que no pueden cobrar sus juicios con sentencia firme al término de su vida. De hecho se conoció que el gobierno nacional desvió $ 80.000.000.000.- proveniente de la ANSES para financiar sus políticas de Estado.

Un comentario

  1. Palacios sigue siendo de Accion marplatense. De hecho es el único. Los que se apataron son los “si, Gustavo”. Palacios es el único coherente con el origen de Accion Marplatense. Quien se aparto fue Pulti y sus secuaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*