Carta de Lectores, Opinión, Política

Pablo Aceto: “El relato de la Armonización”

El avance  que desde los `80 tuvieron los distintos gobiernos nacionales por incrementar su caja, a expensas de las provincias,  comenzó con la transferencia de servicios públicos (Educación y Salud) del Proceso Militar, el pacto de responsabilidad fiscal de Carlos Menem y ahora el kirchnerismo pretende completar con la denominada “armonización” de las Cajas provinciales.

La ley 25.235 sancionada el 15 de Diciembre de 1999 en la presidencia de Fernando de la Rúa establece, entre varios aspectos de distintos acuerdos económicos entre la Nación y las Provincias, que “el Estado Nacional financiará con recursos provenientes de Rentas Generales los déficit globales de los sistemas previsionales provinciales”.

Con este marco legal en Octubre de 2004 por entonces el presidente Néstor Kirchner y el gobernador Felipe Solá firman el convenio 400 por el cual “El Estado Nacional asume el compromiso de financiar el déficit de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, la Caja de Jubilaciones, Subsidios y Pensiones del Banco de la Provincia de Buenos Aires y los déficit que registren los regímenes bajo la administración del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires (I.P.S). Asimismo en el año 2011 la actual presidente Cristina Fernández de  Kirchner firma un convenio similar con,  por ese entonces gobernador de Córdoba,  Juan Schiaretti.

En el caso de la Provincia de Buenos Aires, firma este convenio aduciendo un déficit provincial que en realidad nunca existió, pero que era necesario tener para poder justificar la firma del convenio. En realidad en ese año el superávit del IPS llegó a 109 millones de pesos. Por su parte, la Caja de la Policía si bien tuvo durante el 2003 un déficit, esta Caja se equilibró desde la incorporación de la Bonaerense 2  y por su parte la única Caja deficitaria que es la de los Empleados del Banco Provincia, fue absorbida como subsistema por el I.P.S., se agregaron también al I.P.S. los aportes de los empleados de Casinos. Actualmente el I.P.S. de la Provincia de Buenos Aires arrojó durante el  ejercicio 2010  un superávit de 1.500 millones de pesos con un aumento del 22% en ingresos por aportes, tal como lo refleja el cuadro de recursos de Memoria y Balance del I.P.S. de 2010, el cual es el último dato oficial disponible.

Por su parte, la Caja de la Provincia de Córdoba registra hace años un déficit estructural, básicamente producto del desbalance de aportes y beneficiarios.

La maniobra del Gobierno Nacional con las firmas de estos convenios es desmoronar los derechos jubilatorios de los agentes provinciales, si bien la Ley Nacional establece que “las cajas continuarán administradas por las respectivas provincias”, en el caso de desear suscribirse a la cobertura de déficit de la Nación, estas provincias  ARMONIZARAN sus sistemas integrados de Jubilaciones y Pensiones para sus beneficiarios futuros en función de las pautas nacionales en cuanto al régimen de aportes y contribuciones, así como de los requisitos para acceder a beneficios en el futuro.

¿Qué significa ARMONIZAR?, es modificar, adecuando a las Cajas provinciales a las pautas o características que tiene el sistema nacional, es decir; los jubilados de las provincias que adhirieron al convenio perderán la movilidad. Actualmente en las provincias mencionadas la movilidad es automática y en función del activo que ocupa el mismo cargo que antes ocupaba el jubilado o cargo equivalente que va desde el 70 o 82 por ciento del activo, en la Nación no es así ya que aumenta dos veces al año en un porcentaje que establece arbitrariamente el ANSES. Otra ARMONIZACIÓN sería pasar la edad de jubilación de los 60 años que  actualmente tienen los jubilados provinciales, a los 65 años como en el ANSES. Otro aspecto por ARMONIZAR, es por ejemplo si alguien trabajó durante 20 años en la Provincia y 10 años en el sistema del ANSES, la jubilación entera se paga  bajo el sistema provincial.

En definitiva el objetivo del gobierno Nacional es profundizar el ajuste en las provincias, justo en el momento en que los jubilados reclaman el 82% móvil. El gobierno de los Kirchner, pretende emparejar hacia abajo las Cajas provinciales que históricamente sostuvieron ese beneficio.

 

Los comentarios están cerrados.