Ciudad, Política

Oposición a la regionalización a dedo

El diputado socialista Carlos Nivio repuso el proyecto de modificación de la Constitución provincial para garantizar la autonomía municipal por considerarlo indispensable al desarrollo y funcionamiento de los municipios, ante la falta de interés del oficialismo por su tratamiento.

En ese sentido –agregó Nivio- la provincia está en falta por no adaptar su norma a la Constitución Nacional para garantizar el Régimen Municipal, y pretende tapar su incumplimiento con una regionalización a las apuradas y a dedo. Bajo la fachada de autonomía, en realidad se va a someter a los municipios a delegados nombrados por el gobernador en cada región.

“Los municipios quienes deben tener una participación protagónica en la planificación económica, en la seguridad ciudadana en sentido amplio, en la asistencia y promoción social en todos sus aspectos, en la salud pública, en la educación, en la cultura, en las políticas para construcción de viviendas, pudiendo articular los recursos públicos con las crecientes demandas sociales, para lo cual se hace necesaria la incorporación constitucional de la autonomía municipal.”

A partir de la reforma constitucional de 1994 la Constitución Nacional establece en su artículo 123 que las provincias deben asegurar “la autonomía municipal, reglando su alcance y contenido en el orden institucional, político, administrativo, económico y financiero“. Por lo que todos los municipios argentinos son autónomos. En consecuencia, nuestra provincia esta obligada a establecer y asegurar un régimen municipal autónomo.

Explicita el legislador que: “el socialismo ha sido precursor en la consagración de la autonomía municipal. Históricamente desde todos los estamentos nacionales, provinciales y municipales, los socialistas han reclamado por la autonomía de los municipios. Pero, para concretarla, hace falta algo más que declaraciones. Debe reconocerse a los municipios, la facultad de dictarse su propia Carta Orgánica mediante convención propia y no por ley de la Legislatura. Este sistema, más el derecho de crear y disponer de las propias rentas, permitirá concretar la autonomía municipal”

Dijo Nivio: Cuando la preocupación por el funcionamiento provincial y el de cada uno de sus componentes –que son los municipios- es responsable y se aborda respetando la democracia, la participación y la integración, al margen de los procesos electorales y lejos de planteos livianos que no producen transformaciones profundas, no debe primar el centralismo autoritario. Se debe garantizar la descentralización para que cada municipio tenga el derecho y la posibilidad de resolver sobre sus destinos, pudiendo de esta forma integrarse sobre bases ciertas y más sólidas a una planificación por una provincia más solidaria e igualitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*