Información General

“No hay controles de nada, es un milagro que no haya varios muertos por día”

IMG-20140310-WA002

Una nueva denuncia nos llegó a nuestra redacción en relación a las continuas frenadas y sobre todo a la falta de sentido común por parte de los conductores, tanto motociclistas como automovilistas, en una de las tantas zonas de la ciudad que sufre a diario este tipo de actos imprudentes. La innumerable cantidad de accidentes a causa del tránsito en nuestro medio aumenta a cada instante y la mayoría es por propia imprudencia a la hora de manejar.

Los vecinos de 14 de julio y Bolívar ya no saben más que hacer. Con quien hablar, a quien dirigirse, para que esto se termine “no hay controles de nada; es un milagro que no haya varios muertos por día”, sentenció Leonardo vecino de la zona.

A la serenidad de la madrugada los conductores le agregan la locura de jugar todo el tiempo al filo de la muerte. Y la vieja costumbre de frenar al límite que exaspera a los habitantes del lugar.

Como nadie respeta las leyes de tránsito los habitantes de la zona solo piden un semáforo, o en su defecto un lomo de burro, ya que consideran que de esa manera tarde o temprano sucederá lo peor. “Siempre pasa lo mismo hay que esperar que muera alguien para que después actúen en consecuencia”, señaló Leonardo.

IMG-20140310-WA005

Una vez apostados en el lugar, desde mdphoy.com pudimos comprobar el descontrol vehicular en diferentes horas del día. Y sobre todo lo que más nos llamó la atención es el cartel de “Pare” ubicado por la calle 14 de Julio. Un verdadero chiste ya que nadie respeta esa señalización.

“Hace poco voló un ciclista por el aire luego de chocar con un taxista, todavía nadie sabe como sobrevivió”, manifestó una inquilina de la calle Bolívar.

En el lugar todavía esperan por la presencia del Secretario de Seguridad Justicia Municipal y Control, Adrián Alveolite o en su defecto por el Director Operativo de la Dirección de Movilidad Urbana, Máximo Mazzuchi, para de una vez por todas poner un coto al inconveniente generado por los conductores.

Los relatos describen la magnitud del problema. Una vez más los controles municipales no se hacen presentes y la situación en horas pico se vuelve incontrolable, y sobre todo peligrosa. No solo para los propietarios de los vehículos, sino también para los peatones, que temen no solo por sus vidas sino también por las de sus hijos.

2 Comentarios

  1. Se maneja muy mal, se estaciona donde se le canta, a parte por todos lados hay coches en doble fila que entorpecen el transito especialmente en el micro y macro centro. No hay control para nada.

  2. Gracias Diego por el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*