Ciudad, Destacado, Información General

Narcolangostino: ordenan detenciones en Mar del Plata

Son intensamente buscados por la Interpol, se trata de Salvador Parra Gómez y Alfredo Aranda Barberá; ambos españoles. El Juez Federal de Rawson los sindica como “cabecillas” de la organización. Ordenarían otras 5 detenciones en Chubut y Mar del Plata, publicó la revista Puerto en una nota que lleva la firma de Nelson Valdivia y que lleva con titulo “Narcolangostino”: estos son los prófugos.

3178_2cREVISTA PUERTO accedió a las imágenes de los pasaportes de los dos ciudadanos españoles sobre los cuales el juez federal Hugo Sastre ordenó el pedido de captura nacionales e internacional a fin de tomarles declaración indagatoria en el marco de la causa por la aparición de 110 kilos de cocaína dentro de una carga de exportación de Pleoticus muelleri dentro de la planta pesquera Poseidón de Puerto Madryn, en un hecho ocurrido el 10 de junio pasado.

Las órdenes de captura se libraron la noche del 2 de julio, pero hasta el momento los procedimientos y pesquisas llevados a cabo en un domicilio de la calle San Lorenzo de Mar del Plata, como otro en la calle Gorrión de Majadahonda (Madrid), al igual que otro similar en Valencia, dieron resultados negativos.

El magistrado federal de Rawson que interviene por cuestiones de jurisdicción sostiene en base a los elementos colectados en la causa que Salvador Parra Gómez de 59 años de edad, de nacionalidad española, nacido el 04/12/1953, titular de la empresa Mar Pesca Azul Argentina SRL con domicilio en Mar del Plata en Castelli 2617, es una pieza clave en la organización narco criminal que pretendió “exportar” desde Puerto Madryn más de 100 kilos de estupefacientes.

Parra Gómez dejó la ciudad de Mar del Plata 48 horas después del “fortuito” hallazgo en la Pesquera Poseidón, aquel 10 de junio de 2013. Los investigadores presumen que se trasladó hasta la ciudad de Buenos Aires donde días después abandonó el país con destino a España a través de un vuelo que partió del aeropuerto de Ezeiza, según habría quedado registrado en la Dirección Nacional de Migraciones.

El otro ciudadano con captura internacional es Alfredo Aranda Barberá de 50 años de edad, de nacionalidad española, nacido el 14/10/1962, domiciliado en Valencia, España. Aranda Barberá ha estado vinculado con las empresas: Arver Trading SL; Mar Gastro SL; Orca Export SL; Orca Pesca SL, World United Fish SL, todas radicadas en Valencia y cuyo objeto social es la importación y exportación, compra, venta, comercialización y distribución de productos alimenticios. En tanto, también se supo que Aranda Barberá mantuvo aceitados contactos con ámbitos pesqueros de Madryn en el comienzo de la década del ’90 donde habría tejido múltiples relaciones sociales en la ciudad, a pesar que por estas horas, nadie recuerda haber compartido una mesa con el empresario español hoy buscado en todo el mundo.

El doctor Sastre, el juez federal de Rawson, seguiría la línea investigativa donde ubica a Parra Gómez como el origen del proceso de comercialización de las 4 toneladas de langostino que partió desde Mar del Plata hasta la planta de Poseidón en Madryn, y tendría acreditado que los 110 kilos de cocaína fueron cargados en origen. Por otro lado, y en base a la documentación secuestrada respecto del destino que tendría el cargamento de langostino, ubicaría a Aranda Barberá como el importador en España del conteiner que transportaría la mercancía.

BURGOS, EL SOCIO TAXISTA

A escasos días del “hallazgo”, este medio reveló que la firma Mar Pesca Azul Argentina SRL carecía de planta pesquera, no tenía empleados, ni siquiera oficina comercial en Mar del Plata. El contador de la empresa Julián Gómez figura en el acta constitutiva de la empresa, en una cláusula transitoria, donde le confieren una autorización para realizar todos los trámites tendientes a la inscripción del contrato constitutivo ante la Dirección de Personas Jurídicas de la Provincia de Buenos Aires.

En el armado de Mar Pesca Azul Argentina SRL aparece como socio de Parra Gómez,
Juan Eduardo Burgos, quien resultó ser un taxista que en momentos de estar desocupado fue contactado por el español quien le prometió trabajo en su empresa que se dedicaba a la compra y venta de pescados, para lo cual le solicitó le preste el nombre para inscribir la empresa. Burgos prestaría declaración testimonial en los próximos días en Rawson.

PARTÍCIPES NECESARIOS

Así las cosas, en las últimas horas y en forma insistente, tanto el juez Hugo Sastre como el fiscal Fernando Gélvez dejaron trascender que sería inminente el libramiento de nuevos pedidos de detenciones, pero en este caso se trataría de ciudadanos con domicilio en la provincia de Chubut y en Mar del Plata. No se descarta que en ese marco se cite a “indagatoria” a quien ofició de agente de negocios y de comercio exterior en esta operación, es decir el ‘broker’ que se encargó de comprar las cuatro toneladas de langostino en Mar del Plata, contrató el flete para su traslado a Puerto Madryn y se aprestaba a realizar los trámites aduaneros para el envío del conteiner a España.

Desde el juzgado se excusaron de brindar mayores detalles al respecto, aunque se indicó que podrían ser cinco los pedidos de detención, y tampoco se sabe si por la salud de la investigación ya no fueron librados y no se darán a conocer hasta el momento en que se produzcan las aprensiones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*