Ciudad, Política

Falleció Don Angel Roig

Reunía las coincidencias entre todos quienes los conocimos. Sus gestos siempre adecuados, su palabra justa, su austeridad, respeto a las instituciones fueron cualidades que nunca abandonó y siempre ejerció tanto en su vida privada como pública.

Don Ángel era para definirlo con exactitud un hombre de antes, que supo ganarse el cariño, la amistad y el reconocimiento de quienes fueron sus colaboradores, compañeros de ruta políticos y también de aquellos que lo enfrentaron en una interna partidaria o elección general.

Representante de Línea Nacional, no dejó de ser uno de los referentes de Ricardo Balbín, aún en 1983, cuando Raúl Ricardo Alfonsín y su aluvión de votos lo apuntaló para su primera llegada a la intendencia.

Precisamente, el hijo del ex presidente abrió su acto público del último viernes, aludiendo a su figura en la primera de sus frases ante la concurrencia. El otro participante Ernesto Sanz le anticipó a Roig, hace aproximadamente un año que iba a ser precandidato a la presidencia de la Nación, un dato que muy pocos conocen, pero que revela la importancia del caudillo radical. En la última interna partidaria, ya postrado en su lecho de enfermo, pidió que le lleven la urna para votar a su domicilio. Y aún a pesar de su estado no dejó de participar en las principales decisiones de su línea.

Fue un faro para más de una generación política. Un verdadero tronco, del cual fueron surgiendo ramas a través de su rica participación en la gestión pública. Roig fue un verdadero ejemplo, tras ocho años de gobierno no recibió ni siquiera insinuaciones de quiebre en el orden institucional y administrativo, un verdadero ejemplo de la vida en democracia, que acompañó con honradez y austeridad. Mar del Plata y sus habitantes siempre estuvieron muy bien cuidados por Don Angel Roig.

Siempre se recordó aquel episodio con Alberto Samid, quien intentó ingresar a su despacho por la fuerza, en el medio de un conflicto con los guardavidas, en actitud patotero que fue ampliamente repudiada, y que Roig supo tolerar dentro del marco de la convivencia.

Fueron muchos los hombres que lo acompañaron y le ayudaron a marcar como un sello su calidad de gestión, y entre ellos recuerdo a Juan Carlos Derosa y Mauricio Irigoin, pero todo el radicalismo ayudó, colaboró, dialogó y recibió consejos de un hombre que sabiamente condujo su carrera política, sin dejar de lado el interés general y el bienestar de la población.

No hubo un solo hecho que empañara su papel en la gestión pública. Lo cual no debería ser destacado, pero don Ángel cuidó cada centavo del erario público, y nunca comprometió a la administración de la municipalidad más allá de sus posibilidades. Los contadores Daniel Brusca y Reinaldo José Cano, ex secretario de Hacienda, el ingeniero Luis Rateriy, el ingeniero José María Conte, el ex intendente Blas Aurelio Primo Aprile, Nino Ramella, María rosa Solsona, fueron algunos de sus más destacados colaboradores.

Hoy que la política ha modificado muchas conductas y actitudes, es necesario recuperar la ejemplaridad y la ética de Don Ángel, de lo cual rescato su respeto y su calidad de persona. Siempre dispuesto con la mano tendida, sabiendo escuchar “El Catalán” como se le conocía marcó un estilo, impregnado de las mayores garantías ciudadanas que se puedan pretender.

Hasta siempre Don Ángel, su paso dejó enseñanzas, sus principios son un legado que a partir de hoy lo tomarán, quienes elijan recorrer el camino de la política y de la función pública.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

3 Comentarios

  1. muy buena nota jorge. un gran recuerdo de Don Angel Roig

  2. Excelente semblanza de Don Angel . Se va un un ejemplo para la clase política que ojalá sepamos imitar .. Que descance en Paz !

  3. Lic. Carlos A. Layral

    Durante las noches de los carapintadas en Semana Santa, me pidio que abrieramos las puertas del Palacio Municipal y que invitaramos por los medios a los ciudadanos para que nos acompañaran en su interior “si nos vienen a buscar primero nos van a tener que escuchar…” Ingresaron libremente y en orden algunos centenares de vecinos. Algun medio no recibio las gacetillas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*