Ciudad, Información General

Muertes en la ruta: Nos importa o no?

Las muertes por accidentes de tránsito en las rutas de la Argentina según la Asociación Luchemos por la Vida, fue en el 2012 de 7.485. Si a ello se le suman las muertes en calles de ciudades, supera las 10.000.- Es una cifra escalofriante! Lo triste y lamentable de una cantidad de vidas y familias destrozadas ya de por sí inaceptables, es que aumenta en proporción a la mayor cantidad de vehículos y tránsito.

21-05-accidentes-de-autosLos últimos datos comparativos, que son importantes conocerlos para darnos cuenta del escandaloso comportamiento de conductores y autoridades encargados de controlar y castigar, indican que mientras en el resto del mundo han disminuido considerablemente, en la Argentina aumenta. Ver cuadro

Muertes por accidentes de tránsito

Argentina es tercero en el mundo (de los países que se tiene datos, teniendo en cuenta que no hay registros de Africa y muchos países de Asia), detrás de China y Rumania, y primero en América Latina (segundo es Venezuela) triplicando a Brasil y Chile

Comparativo con los Países de menores registros

Argentina: 1.015 por millón de vehículos

España: 123

EEEUU: 160

Holanda: 115

Suecia: 66

Fuente Asociación Civil Luchemos por la Vida. Según el Instituto de Seguridad Vial las cifras la ubican en 1.350 por millón de autos

En 1989: España tenía 630 y Argentina 1000 por millón autos

En 1995: España bajó a 300 y Argentina creció a 1260 por millón de autos.

La mayoría de las víctimas se producen en accidentes en rutas de doble sentido de circulación. Revela un ineficiente control de parte de autoridades y es una alarmante muestra de un comportamiento cercano a conductas delictivas o suicidas por parte de los conductores.

Desde ya que la construcción de autopistas de doble mano en ambos sentidos reduciría el número de accidentes, de los mas fatales, que es la colisión de frente contra otro coche o, peor aun, camión. Por supuesto que los controles policiales y una mucho mas severa condena de los conductores con conductas delincuenciales (sobre paso en lugares peligrosos, adelantamiento en zigzag, los mas comunes, etc.) también ayudaría. Pero lo primordial, lo esencial, lo vital es cambiar el comportamiento de quienes manejan. No tomar conciencia de que tenemos que predisponernos a comportarnos de manera totalmente distinta cuando nos sentamos al volante de un automóvil significa el camino inevitable a la destrucción como País. Porque si no cuidamos siquiera nuestra vida, la de nuestra familia y la de los semejantes, ¿que nos espera para advertir los peligros de otras acechanzas que aparecen como mas lejanas o con no tanto riesgo?

Ahora, como consejo a las autoridades sugiero la urgente toma de decisiones, que se deben implementar hasta que se advierta el cambio de comportamiento de los conductores, solo como contribución para evitar UNA SOLA MUERTE MAS:

Inmediato comienzo de obras de construcción de autopistas, al menos en las rutas mas transitadas.

Establecer horarios de circulación en un sentido y otro de todas las rutas de doble mano del País y dentro de ellos, a su vez, establecer horarios para la circulación de camiones.

Estricto control del cumplimiento de velocidades máximas y prohibición de adelantamiento bajo cualquier circunstancia bajo pena de la quita inmediata de la licencia de conducir por 1 año, en todas las autopistas.

Establecer como velocidad máxima en las ciudades 40 km. por hora y determinar calles de circulación sin cruces en las esquinas.

Estamos ante una gran dificultad. No sigamos haciendo pactos con ella, ha quedado claro que si no la superamos, nos supera a nosotros

Un comentario

  1. La muerte en las rutas es 80% culpa del Estado que no mueve un dedo para ensanchar las rutas ni habilitar ferrocarriles como alternativa. Muchas de ellas están en deplorable estado (aún la 2), otras no tienen marcas ni banquinas y están abarrotadas de tránsito, el cual no pueden contener. Además y lo más importante, la muerte en las rutas no les quita un solo voto al partido gobernante, averigüemos a quién votan los familiares de los que sufrieron accidentes o aún más, los que hacen puebladas por la inseguridad. Ya saben a quién. Saludos. Adolfo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*