Ciudad, Información General

Misa en acción de gracias por el Nuevo Papa

Monseñor Marino: “El nuevo Papa conmueve aún a los más alejados de las convicciones de la Iglesia”

Una multitud de fieles se reunieron en la tarde de ayer para participar de la misa en acción de gracias por la elección del nuevo Pontífice de la Iglesia Católica, Su Santidad Francisco. La eucaristía se realizó en la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia; fue presidida por Monseñor Antonio Marino, Obispo de Mar del Plata y concelebrada por el clero marplatense. El intendente de la Municipalidad de General Pueyrredón, Gustavo Pulti, el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Ciano, el cónsul italiano, Marcelo Curci, otras autoridades civiles y militares, y empresarios locales se hicieron también presentes en esta misa.

 

“Los he convocado en nuestra catedral para dar gracias a Dios, en comunión con toda la Iglesia que desde ayer tiene un nuevo Papa. Con esta Eucaristía expresamos nuestra alegría de católicos y como diócesis de Mar del Plata le brindamos el reconocimiento de su autoridad y el homenaje de nuestra actitud filial. La luz de la fe nos lleva a ver en él, en primer lugar, al sucesor de Pedro y, por eso mismo, al vicario de Cristo en la tierra” dijo iniciando su homilía el Obispo diocesano.

Monseñor Marino, resaltó la importancia de contar con un nuevo Papa sumado a la novedad histórica de que el nuevo pontífice proviene del continente americano. “En modo muy particular en nuestra patria, el acontecimiento ha sido vivido como un sacudimiento que conmueve aún a los más alejados de las convicciones de la Iglesia”, expresó el prelado.

 

“Sin duda, sus gestos en los próximos días y meses, pondrán en evidencia el sello de novedad que imprimirá a sus actos. Dios, en efecto, a través de su Espíritu, elige hombres con marcada personalidad. La extraordinaria unidad católica no se compone de individuos idénticos, según moldes preestablecidos, sino de hombres originales llamados a enriquecer la indivisible unidad católica con la diversidad de sus rasgos, la abundancia de intuiciones y la creatividad que procede de un mismo Espíritu Santo. No se construye la Iglesia con un solo carisma”, manifestó el Obispo y luego consideró que en nuestro continente y nuestra patria seguramente habrá un impulso adicional a las líneas pastorales ya trazadas en Aparecida. Monseñor Marino, reiteró la importancia de la misión hacia afuera de la Iglesia, saliendo al encuentro de los hombres. “Nuestra diócesis se empeña en la misión de llegar a todos con la Buena Noticia, en especial a las franjas menos atendidas y más olvidadas”.

 

Finalmente el Obispo concluyó sus palabras con un mensaje al Santo Padre, “la diócesis de Mar del Plata le expresa por mi intermedio la adhesión incondicional a su persona. Gracias a su ministerio esperamos beneficios no sólo en el interior de nuestra Iglesia en la Argentina, sino también para nuestra patria, marcada desde sus orígenes por la fe cristiana y católica. Esperamos tiempos de unidad y reconciliación, de superación de resentimientos y alivio de conflictos sociales, en una nación más fraterna donde los adversarios se den la mano y todos busquemos la unión”.

 

Antes de concluir la eucaristía, se escuchó un grito de “¡Viva el Papa!” al que todos los presentes acompañaron con un “¡Viva” y un aplauso prolongado que hizo vibrar el templo mayor de la ciudad. Toda la comunidad reunida, expresó así, su alegría y también comprometió su oración por el nuevo Papa, Su Santidad Francisco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*