Ciudad, Información General

Miles de fieles participaron de la apertura del Año de la Fe en la diócesis

El pasado sábado, la Iglesia diocesana se reunió en la Catedral para la apertura del Año de la Fe que se celebra desde el 11 de octubre en todo el mundo a nivel eclesial. Miles de fieles colmaron el templo mayor de la ciudad, había pancartas que identificaban a las comunidades parroquiales, movimientos, grupos. El Obispo de Mar del Plata Monseñor Marino presidió la eucaristía que fue concelebrada por más de cincuenta sacerdotes, y con esta misa dio inicio al Año de la Fe que se extenderá hasta el 24 de noviembre de 2013. Durante la celebración siete personas recibieron el bautismo, la confirmación y la comunión por primera vez.

En su homilía Monseñor Marino explicó que este año especial es un “tiempo de gracia espiritual”. “En su comienzo conmemoramos los cincuenta años de la inauguración del Concilio Vaticano II y los veinte años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica. Hoy estamos aquí para celebrar unidos al Papa y al conjunto de la Iglesia Católica, el regalo inmerecido de la fe. Antes de ser nuestra respuesta a Dios que se revela en Jesucristo, la fe es gracia que se nos ha anticipado” describió el pastor de la Iglesia Católica local.

“Una adhesión de fe más consciente y vigorosa a Cristo y a su Evangelio, ha de llevarnos necesariamente al gozo de comunicarla. Quien ha experimentado la alegría de creer, siente el entusiasmo de dar testimonio de su fe. Así ha sido desde la primera hora y así sigue siendo hoy. Quien vive su fe cristiana y católica conoce al mismo tiempo el ardor misionero y quiere colaborar desde su lugar propio, y según su condición, en la tarea común de anunciar a Cristo como redentor del hombre. Todos podemos orar; todos podemos amar; y todos podemos y debemos dar testimonio valiente del Evangelio con nuestra vida y también con nuestra palabra”, expresó el Obispo a la gran multitud reunida en la Iglesia Catedral.

Luego, en consonancia manifestó “invito y comprometo a la Iglesia diocesana a que se fortalezcan este año las actividades caritativas de las diversas instituciones cuya finalidad es manifestar el amor gratuito y creador que debe ser distintivo de los discípulos de Cristo. Nadie nos resulta indiferente, porque el amor de Cristo nos apremia”.

Para finalizar sus palabras, Marino habló sobre la “resistencia del espíritu del mundo” al anuncio evangélico. “Todo cristiano sabe que debe luchar para mantenerse firme en su fe. Lo ha predicho el mismo Señor y la Iglesia lo experimenta cada día: ‘Si el mundo los odia, sepan que antes me ha odiado a mí. Si ustedes fueran del mundo, el mundo los amaría como cosa suya. Pero como no son del mundo, sino que yo los elegí y los saqué de él, el mundo los odia’. Pero nosotros no tememos, porque según la enseñanza del apóstol San Juan, la victoria que triunfa sobre el mundo es nuestra fe”.

Luego de la homilía, los siete adultos que recibieron los sacramentos de la iniciación cristiana se acercaron  al comulgatorio, junto a sus padrinos. Así de a uno fueron bautizados de manos del Obispo, en la pila bautismal que allí se encontraba. Luego según los ritos litúrgicos de la confirmación los bendijo y confirmó.

Minutos antes de finalizar la misa, se bendijo una imagen que recorrerá las parroquias y les entregó a los delegados de las parroquias, un tríptico como símbolo de la misión que comenzará en este Año de la Fe.

Bienvenida al nuevo vicario de la diócesis y párroco de la Catedral

 Como fue anunciado hace días por el Obispado de Mar del Plata, el próximo viernes 19 a las 19 será la toma de posesión del nuevo párroco de la Iglesia Catedral, el presbítero Gabriel Mestre. En la misma ceremonia, que se desarrollará en el mencionado templo, el Obispo le tomará juramento como vicario general de la Diócesis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*