Ciudad

Más por menos durante todo el año

La Colecta tiene un objetivo doble: el 50% se destina a la ayuda para proyectos pastorales y el otro 50% se destina a proyectos de promoción humana y social como viviendas por ayuda mutua, microemprendimientos laborales y comedores comunitarios, entre otros proyectos. Cabe destacar que los fondos no se asignan solamente a destinatarios católicos, sino a quienes lo necesitan, aunque no pertenezcan a la Iglesia. “Este servicio que ofrecemos como Iglesia a la comunidad argentina tiene esta finalidad: estar al lado del que sufre y acompañarlo en todas las dimensiones para que nadie quede excluido, ni de la posibilidad de tener una vida digna, ni de la posibilidad de conocer a Dios” dijo Monseñor Palentini, obispo de Jujuy.

El año pasado, en la Diócesis de Mar del Plata se reunió un total de $151,020. Esto equivale a 0,18 centavos por persona dado que la población total es de 827.732 cifra que incluye a los partidos que comprende la diócesis: Mar del Plata, Balcarce, Miramar, Lobería, Necochea, Mar Chiquita, General Madariaga, Pinamar y Villa Gesell.

En los últimos años, lo recaudado ha ido creciendo pero también, Monseñor Maletti, Obispo de Bariloche, destacó el crecimiento cualitativo que se manifiesta en la conciencia de la gente, que realmente ve en la colecta “una gran oportunidad de hacernos cargo comunitariamente de la persona humana en su faz integral, para su promoción humana, social y espiritual”. Por otro lado, sostuvo que también el crecimiento cualitativo se evidencia en los beneficiarios de la colecta: “Son personas, familias, comunidades de los más pobres, en las regiones más necesitadas, que van conformando de tal manera la autoconciencia de que hay más alegría en dar que en recibir, que también son los pobres los que colaboran”. Indicó que un alto porcentaje de los casi siete millones de pesos que se recolectaron en la edición 2008 son “el pesito, la monedita” que proviene de la “gente sencilla” y esto corrobora, “no sólo en la Iglesia sino también en la sociedad, que muchas cosas se hacen con la palabra de los ricos pero con el dinero de los pobres”.

Durante el resto del año, todos los que deseen pueden seguir colaborando con donaciones mediante depósito o transferencia bancaria (cuenta corriente N 00013892/9, del Banco Santander Río, casa central, CUIT 30-51731290-4, CBU 0720000720000001389290), o a través de tarjetas de crédito o débito.

Más información al (011) 4394-2065 y a [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*