Jorge Elias Gomez, Opinión, Política

Luego de Bailando por un Sueño, llega el mal parido presupuesto

No debe escapar a la responsabilidad política de las autoridades, que las derivaciones serán de alto costo social. El 2011 será un año electoral que puede disparar el gasto con mayor intensidad. La administración sana ha sido violada, sin retorno. Ya con la TS (Tasa de Servicios Urbanos), ex ABL (Alumbrado, Barrido y Limpieza) no cubre con su recaudación los gastos de personal y de funcionamiento.

Ya se han recibido durante más de un año, los fondos destinados a cubrir los servicios educativos y la sobretasa en Salud (6%) hace dos años que se recauda, sin embargo es necesario apelar al desvío de partidas para pagar sueldos, como se hizo con los fondos del Programa de Seguridad Ciudadana, cuyos recursos afectados fueron a la erogación de la cuenta salarios.

Cómo es posible, si todavía las cámaras de seguridad no se han adquirido después de 18 meses y se acaba de nombrar al director de Seguridad, tras otro lapso similar de tiempo, en el cual debía estar en funciones. No son evidencias son datos concretos, que no contempla la ley del uso de partidas para aplicar con fines distintos, hechos que por otra parte son investigados por la Justicia Federal.

Una audacia que no repara en riesgos ni en costos, pero es imprescindible poner freno a una desmesura que ha escapado a todos los cálculos. Hubo patrulleros que durante tres días no pudieron circular por falta de paga al proveedor de combustible, que debe pagar la municipalidad.

Una discusión política que será la madre de todas las batallas. Acción Marplatense, mejor dicho su bloque, deberá iniciar un curso acelerado para defender lo que se ha elevado y esconde como presupuesto.

No puede ser desalojado de un contexto de la economía nacional. Del margen que dejen los números de la Nación y la Provincia, para la asistencia de los municipios. Hoy las autoridades de la municipalidad, se han convertido en devotos del modelo. El fenómeno de la cooptación, tiene una representación cabal, pero hay turbulencias y frituras en la línea.

Toda la línea conductora tiene una relación directa, con cuestiones de fondo que no se definen en Yrigoyen 1627. Hoy el grado de dependencia ha llegado a límites de los cuales es imposible escindirse, la política y la mayoría automática de Acción Marplatense quedarán enfrascadas en una discusión cargado de virulencia.

Habrá un hostigamiento, que será un espejo de la realidad y no se puede vivir de manera sempiterna ignorando los problemas del desequilibrio, frente a compromisos que se acumulan, y amenazan desbordar.

La cuestión política jugará un papel decisivo, pero la objetividad conducirá el debate. El propio intendente Pulti era la primera espada de su grupo político, hoy su bloque se ha quedado desnudo, eran nimiedades en relación a la que está ejecutando él como máximo responsable. ¿Quién tendrá el fuste para un afilado José Cano? El ex secretario de Hacienda se apartó de la senda, cuando Pulti quedó preso del kirchnerismo. Ese fue el límite. Cano gira en las antípodas políticas e ideológicas, y adquiere ahora una importancia decisiva, será quien “haga las veces de Pulti”, en un contexto muy desfavorable para el oficialismo. El intendente en su papel de concejal despellejó a Aprile y Katz, ahora él ocupará el banquillo, sin que exista demasiado lustre para defenderlo.

Para colmo la exhibición de obras públicas, no representan como toda la ciudadanía conoce, aciertos propios sino que responden a una ejecución que se aprieta en muy pocos puños del poder central. La relación no es la mejor. Todavía está en observación el episodio de la inundación de la planta de OSSE el 1 ° de mayo de 2009, una semana después Scioli le hacía firmar los papeles. Sus rutas dejaron una marcha indeleble. Si las hojas son sacudidas por el viento de la política, la escoba puede ser implacable a la hora de barrer.

Con Daniel Katz y su expedición a la Patagonia de los pingüinos, quedó fagocitado un cuadro radical, que no sólo no ha podido recuperarse, sino que el ostracismo obligado, tampoco los devuelve a la arena de las contiendas que los tenía como excluyentes protagonistas. La transversalidad, impulsada por el ex presidente Kirchner, dio cuenta de ellos de manera implacable.

¿Cómo imaginar un futuro distinto para quienes desfilan con Pulti? No quedan resquicios para infiltrarlos, hoy el intento de reelección de Pulti es una necesidad no sólo para sus cuadros, sino para Scioli y Cristina. En este esquema aparece inamovible el derrotero de mucha demasiada gente, para muy pocos casilleros. Todo este laboratorio se alimenta con una química, que no siempre acierta con la fórmula, y ese es el desafío.

Todo esto quedará expuesto cuando se libre la discusión del presupuesto. Hay demasiadas señales, contundentes, de un desequilibrio que se pronuncia y se potencia. Los planes y los anuncios son títulos de los diarios, duran mientras la tinta se seca. Nadie podrá como Pulti, explicar este proceso, por una cuestión de conveniencia, pero tampoco está dispuesto a atravesar el desierto, para quedar en llagas. Pulti está compenetrado con esta clase de gestión, es el único que absorbe sus éxitos como sus fracasos. ¿Quién lo acompañará en esta patriada, cuando la mano venga cambiada? Es su único transmisor.

En este marco deberá enfrentar los sopapos, pero ya contra las cuerdas. ¿Cómo evadir el pago de la recolección de residuos, con sus ajustes? ¿Cómo evitar el pedido de aumento de salarios de los municipales? ¿Cómo sostener una estructura que ha crecido? ¿Cómo disimular una inflación prevista en el 30 % para el 2011? ¿Cómo absorber un déficit creciente que se acumula mes a mes? ¿La recaudación está lejos de ser óptima, por eso crece el rojo?

Sin embargo la apuesta se redobla, como si los grifos no se fueran a cerrar nunca. Los planes de trabajo, la asistencia social serán de una demanda difícil de conformar, ese es un tema del cual no quiere ni hablar en el gobierno. Un escenario con dificultades en ese aspecto, dejaría al desnudo que las bondades del plan macro económico, no llegan a la gente y la inflación se come los beneficios.

La oposición ya arrancó con un lógico rechazo total al aumento de tasas. ¿La razón muy simple? La administración municipal ha recibido recursos sin precedentes. Habrá fundamentalistas de ambos lados, también intencionalidades políticas. Los números no pueden dibujarse. A los intendentes como Pulti (por muchos menos) le cortan las manos, por los excesos, que por ahora parecen no estar bajo la lupa del socialismo. Salvo que el brillo de su estrella sea inagotable

La administración municipal hoy es sólo viable a través del envío de ingresos nacionales y provinciales. Aún así el déficit del cierre del ejercicio, será el dato cierto de que se ha perdido el rumbo, esperemos que también no pierdan la brújula, sino estaremos (o ya estamos) en serios problemas.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*