Ciencia y Salud, Ciudad, Economía & Empresas

Los avances en proyecto de biodiesel a partir de microalgas marinas

El laboratorio se encuentra al ingreso del puerto, a 200 mts de la central 9 de Julio.
El laboratorio se encuentra a la entrada del puerto, a 200 mts de la central 9 de Julio.

La Universidad Tecnológica Nacional de Mar del Plata (UTN-Mar del Plata) está trabajando de manera intensa en un proyecto de investigación altamente positivo: la producción de biodiesel a partir de microalgas marinas.

El trabajo de investigación se desarrolla en la ciudad de Mar del Plata, donde la UTN tiene su sede en la zona portuaria; el mismo está encabezado por un equipo de científicos y técnicos, interdisciplinario, que conjuga capacidades técnicas en acuicultura, ficología, biotecnología, ingeniería ambiental y de procesos. Para la cumplimentación del proyecto la UTN local está trabajando en conjunto con la UTN de Resistencia, Chaco.

Alcanzar a producir biodiesel a partir de microalgas marinas tiene ventajas muy importantes, ya que uno de los elementos fundamentales es que a diferencia de la soja o el resto de las plantas oleaginosas, no se quita una porción de los alimentos que podría ser necesaria para consumo humano o animal. Por otro lado tampoco se utiliza agua dulce, que será vital dentro de unos años, sino que se aprovecha el agua de mar que refrigera los equipos de la central 9 de Julio.

Otros aspectos para destacar son las virtudes comparativas que elevan la performance de las microalgas marinas con respecto a la soja, en la búsqueda del aceite para la fabricación del biodiesel. En este sentido, hay que decir que las microalgas no están sujeta a regímenes de zafra, por lo que se cultivan durante todo el año. Y el resultado es asombroso, dado que de una hectárea de microalgas se obtienen unos 8.000 litros de aceite al año.

Es por eso que este grupo de investigadores y técnicos de la UTN Mar del Plata está desarrollando este proyecto que propone realizar el cultivo masivo de especies seleccionadas de microalgas marinas como materia prima para la producción de aceite para biodiesel. Actualmente se encuentra en etapa de desarrollo, la cual consiste en experiencias realizadas en laboratorio y en un módulo de producción ( en invernadero) con tanques de capacidades entre 100 y 2000 litros. Pero este año se planea expandir dicho módulo a la construcción de varios piletones de tipo “raceway” ya que, en un plazo no mayor a cinco años, se proyecta contar con un área de producción de 1 hectárea.

Sustentabilidad

Un punto muy interesante de este proyecto es que su foco se centra en desarrollar procesos sustentables desde los puntos de vista económico y ambiental. Esto se logrará limitando la energía consumida a no más de un 20% de la energía a producir y reemplazando insumos de alto costo, como dióxido de carbono y medios de cultivo, por el aprovechamiento de pasivos ambientales como emisiones industriales y barros cloacales.

Otro hecho notable de este proyecto radica en la utilización exclusiva de microalgas marinas. Esto tiene el especial propósito de conservar agua potable, la cual significará en un futuro un recurso natural más limitante que el petróleo. Para ello se ha implementado un importante sistema de abastecimiento de agua de mar natural proveniente del sistema de refrigeración de la central termoeléctrica local, ubicada a sólo 200 metros del módulo de producción. También se aprovecharán las emisiones gaseosas de dicha central como fuente de dióxido de carbono.

Por sus características, las microalgas duplican cada 24 horas la biomasa si se las hace crecer en condiciones óptimas. Además, requieren mucho menos fertilizante que los cultivos tradicionales, a diferencia de la soja u otras oleaginosasas, que requieren mucho fertilizante para obtener un rinde interesante para la industria. Esto es debido a que las microalgas poseen una capacidad mucho mayor que las plantas terrestres para absorber la luz del sol y los nutrientes como el dióxido de carbono. Este último es un gas que provoca calentamiento global.

Como si esto fuera poco hay un aspecto que las convierte en altamente competitivas con el resto de los cultivos orientados a la generación del biodiesel: el rendimiento de aceite por hectárea de microalgas marinas, comparado con una hectárea de soja, es de 30 a 100 veces más, ya que ciertas especies poseen en condiciones óptimas hasta un 60% de su peso seco en aceite.

El proyecto

Desde su inicio en el año 2008, los investigadores de la UTN Mar del Plata han logrado avances significativos que muestran el potencial de este proyecto. En una primera etapa se adaptó una especie de microalga muy productiva y con alto contenido en aceite a las condiciones locales y se alcanzaron densidades celulares compatibles con la producción masiva en las cuatro estaciones del año. También se obtuvieron excelentes resultados en la etapa separación de las células del agua de cultivo, lo cual se logró mediante técnicas de floculación y centrifugación.

Algo muy alentador para los investigadores fue el hecho de que, al extraer aceite de esta microalga cultivada en las condiciones locales de la ciudad de Mar del Plata, se determinó que es altamente apto para la producción de biodiesel. En un futuro próximo se planea experimentar con otras especies de microalgas y con condiciones de cultivo adicionales con el fin de optimizar el proceso y elevar el rinde.

Los investigadores y técnicos que integran el proyecto Cultivo Masivo de Microalgas para la Producción de Biodiesel, de la UTN Mar del Plata, poseen amplia experiencia. Los interesados pueden obtener información contactándose a [email protected].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*