Opinión

Lo que el Dr. Duhalde en su lanzamiento de campaña no dijo…

La primera parte de su discurso fue eminentemente política y típica de barricada. Dijo prácticamente todo lo que muchos argentinos pensamos y quisiéramos decirle al gobierno, inclusive con la misma vehemencia. Sin duda el Dr. Duhalde es un político que sabe que decir y como decirlo, según las circunstancias.

Luego, ya entrada en lo que sería la segunda parte de su alocución, nos habló a todos acerca de su propuesta contenida en diez títulos o diez puntos, que implícitamente señaló como una suerte de plataforma política. A cada título o punto le dedicó un considerable desarrollo aunque insuficiente, pero al menos explicó o trazó alguna línea.

Lo que fue por demás de llamativo a mi modesto entender, es que cuando tuvo que referirse al tema de la seguridad, que él mismo ubicó entre las primeras tres prioridades, no dijo absolutamente nada. Se limitó  enumerar el título. Es más, un tema tan delicado como los juicios a militares, la pacificación del país y la defensa nacional, lo desarrolló lo suficiente como para avizorar un futuro promisorio, que obviamente compartimos con entusiasmo.

Pero referente a las ideas o planes para su  política de  seguridad que tanto esperaba la ciudadanía en general, y en particular los policías y penitenciarios que deberán cargar sobre sus espaldas la ejecución de aquellas políticas a trazarse si resultara electo, no dijo absolutamente nada. De las instituciones policiales, menos.

Semejante bache en su discurso no paso inadvertido en mucha gente de la población. Tal vez creyó que la gente no esperaba detalles sobre este tema. Si es así se equivocó. Además llenó de incertidumbre a toda la familia policial y penitenciaria, tanto de la provincia de Buenos Aires como del resto del país.

A ese respecto hoy nos preguntamos: ¿Su política de seguridad será trazada a partir del clamor de la población, de sus instituciones policiales y penitenciarias, de profesionales de la justicia, de dirigentes empresariales; o tendremos que atenernos a las recomendaciones de Verbitsky; o de su viejo amigo Arslanián con su equipo depurador; o según los dictados del “Acta de Acuerdo por una Seguridad Democrática”, firmada el 03 de Junio de 2010 por todo el progresismo reunido y liderado por el Cels? Si creyó que no estábamos esperando de esta definición, también se equivocó.

Tal cual fue la opinión general y unánime en la última reunión mantenida entre policías y penitenciarios de nuestra provincia, sería de máximo interés que todos los candidatos asuman el compromiso públicamente y anuncien cuales serán los trazos para encarar la solución a los problemas más acuciantes que desvela a la población, entre ellos obviamente la seguridad que tanto le aflige.

Personalmente, hace varias semanas, me he dirigido por escrito al portal del Dr. Duhalde haciendo la misma consulta y se me prometió una pronta respuesta que hasta hoy no llegó.

Ya nos hemos quemado lo suficiente con leche como para andar acariciando a las vacas…

Los argentinos estamos hartos de promesas incumplidas, pero lo que ya no se soporta mas son las mentiras, la deslealtad, de aquellos a quienes les depositamos la confianza con nuestro voto.

Por eso todos los integrantes de las instituciones policiales y penitenciarias, debemos estar bien informados y meditar seriamente en manos de quién depositaremos la seguridad ciudadana, nuestra seguridad y la tranquilidad de nuestras familias.

12 DE Mayo de 2011.

Jesús Evaristo Scanavino

Comisario (ra)

Secretario de Organización de Apropoba

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*