Ciudad, Política

Las municipalidades serán autónomas

El legislador destacó que el avance en el tratamiento parlamentario de la iniciativa “representa volver a poner en debate uno de los grandes temas que están pendientes desde el retorno de la democracia, y que implica ni más ni menos que Buenos Aires cuente con municipios autónomos, que los poderes locales tengan facultades y potestades para alcanzar su pleno desarrollo, además de terminar con la dependencia política, financiera y administrativa del Poder Ejecutivo”.

La Comisión de Reforma Política de la Cámara Baja, presidida por el diputado Pedro Simonini, emitió despacho favorable a la iniciativa de ley que propone reformar la constitución provincial.

El proyecto, avalado por casi una veintena de diputados provinciales como Juan Gobbi, José Luis Comparato y Walter Martello, entre otros, reconoce la autoría del diputado Abel Miguel, quien manifestó que “la aprobación dispuesta por la Comisión de Reforma Política es un avance muy importante, que enaltece la rica experiencia acumulada desde 1983 hasta la fecha sobre este asunto, y vuelve sobre un tema en el cual, a pesar de haber un consenso unánime, todavía no ha podido ser plasmado en nuestra Carta Magna”.

Según el legislador, “la reforma, además de satisfacer la manda que nos impone la Constitución Nacional en su  artículo 123 y que Buenos Aires está incumpliendo, pues es una de las dos provincias argentinas que todavía no reconoce en su constitución la autonomía municipal, busca brindar a los municipios mayores atribuciones y autonomía política, económica financiera y administrativa, con el fin de descentralizar el poder y jerarquizar a los gobiernos locales, por lo que esta herramienta resulta imprescindible para lograr afrontar de manera más eficiente las problemáticas sociales de nuestras comunidades”.

En ese sentido, Abel Miguel destacó que, de aprobarse la enmienda constitucional, “se estaría dotando a los municipios de las facultades necesarias para poder implementar políticas de desarrollo local adecuadas para cada realidad social, ya que la complejidad de las actuales sociedades imposibilita la utilización de programas de gobierno generales que, dictados desde el poder central, no permiten hacer frente a las necesidades de cada localidad en particular”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*