Carta de Lectores, Política

Las madres saben por madre, y la de Boudou no es la excepción

1img_5400_1548293-240

Hay un dicho del habla popular que dice: “El diablo sabe por diablo pero más sabe por viejo”. Pero las madres acerca de sus hijos también están incluidas en la sabiduría popular en el dicho que dice: “La madre sabe por madre”.

Quizás muchos se pregunten que quiero significar con esto y con el título de esta descripción. Ocurre que no hace mucho tiempo recordé y después lo seguí recordando, lo que respondió la madre de Aimé Boudou cuando la entrevistaron después que la fórmula Fernández-Boudou ganaran la elección.

Recuerdo que vi un medio televisivo que la entrevistó y le pregunto algo así como: ¿Qué piensa del triunfo de su hijo y si estaba contenta? a lo cual la señora respondió que sí estaba contenta y agregó: “ESPERO QUE SE PORTE BIEN”. Esto último me quedó muy grabado porque hice la lectura del metamensaje materno y además de ser conmovedor por la sabiduría que transmitía, me metió miedo, máxime para los marplatenses que conocemos bien la historia de este individuo. (Gerencia de Chiquito Venturino y el otorgamiento de la recolección de basura a partir de 1992 a un valor de U$S 1.600.000 por mes, quiebra de Venturino, Secretaría de Hacienda del Municipio de la Costa y la estafa del barrio de Viviendas que nunca se entregaron, etc)

En lo cotidiano cuando tenés un hijo que de niño se porta mal y de grande hace macanas, a la madre le genera una predisposición a su defensa mediante advertencia o consejo. No es casualidad que cuando se lleva un niño muy travieso a algún lado que no es su casa, si el mismo es travieso la letanía materna es: nene, cuando lleguemos pórtate bien.

Lo mismo le pasó inconscientemente a la mamá de Boudou cuando su hijo salió electo Vicepresidente, lo primero que atinó a decirle a la prensa fue “Espero que se porte bien” y bueno, eso era lo que esperaba la madre porque ya no le podía decir “nene pórtate bien”.

El inconsciente, sumado al habla y traducido a un metamensaje es más elocuente que cualquier otra expresión racional y más cuando dicho fenómeno se produce en el seno materno que bien conoce a la otra parte.

Especial Redacción mdphoy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*